Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN YUGOSLAVIA El frente bélico

El mando aéreo aliado pronostica una victoria en dos meses

El comandante en jefe de las fuerzas aéreas de la OTAN que atacan Yugoslavia desde hace dos meses, el general estadounidense Michael Short, está convencido de que ahora los aviones aliados están dañando gravemente a las fuerzas serbias que permanecen en Kosovo, y va más allá al asegurar que las tropas de Slobodan Milosevic serán destruidas u obligadas a huir en dos meses.Mientras las autoridades de la Alianza empiezan a considerar el envío de 50.000 hombres a las fronteras de Kosovo, el general Short insiste, en una entrevista realizada en el centro de mando de Vicenza (Italia), en que la escalada de ataques aéreos logrará acabar con los 40.000 soldados, policías especiales y paramilitares serbios que ahora ocupan Kosovo. Los bombardeos se están concentrando, según Short, en aniquilar el III Cuerpo del Ejército Yugoslavo. Además del aumento de actividad de los bombarderos B-1 y B-52, Short ha utilizado en la última semana un segundo escuadrón de aviones A-10 anticarro, los aparatos que el general decribe como la "mejor arma" para encontrar y destruir esos blancos móviles.

"Si tú estás siendo golpeado cada día y si sabes que cada vez que te mueves puedes ser atacado, en algún momento tu moral se quiebra, especialmente si no recibes ayuda de Belgrado", dice Short refiriéndose a las tropas serbias. "No estoy seguro de cuándo se va a quebrantar esa moral, pero sí sé que si seguimos atacando con la misma intensidad los próximos dos meses acabaremos con ese Ejército o lo haremos huir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1999