Túnel de la felicidad bajo el acueducto

El cabeza de lista del Partido Demócrata Español (PADE) al Ayuntamiento de Segovia (54.012 habitantes), Alfonso Estirado, que hasta pocos días antes de hacer pública su candidatura pertenecía al comité ejecutivo provincial del PP y era responsable de su Comisión de Patrimonio Histórico-artístico, quiere, si sale elegido, pasar a la historia por realizar una gran obra.Lanzada como una auténtica bomba informativa, estrella de su programa electoral, Estirado ha hecho pública la feliz idea de excavar un túnel por debajo de los arcos del acueducto, un monumento romano declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, con el fin de unir el actual aparcamiento subterráneo, en el oeste, con otro de nueva construcción, en la zona oriental.

Todo esto no lo hace por querer superar la ingeniería imperial y legar una infraestructura a las nuevas generaciones, como hicieran los constructores del acueducto hace casi 2.000 años, sino para cumplir el lema de su campaña que es "buscar la felicidad de los ciudadanos". Emulando a Estirado, que acusa a sus antiguos compañeros de haberse alejado de sus representados, varios miembros del PP de Cúellar (9.059 habitantes) han creado una agrupación y se presentan al margen de las listas oficiales.

Todo porque, cumpliendo el compromiso de acercarse al centro, los populares han optado por colocar en la cabeza de la lista al independiente Francisco Salamanca, que hasta ahora apoyaba al PSOE en las tareas de gobierno.

Amigos y familiares

Mientras, en la villa medieval de Pedraza (447 habitantes) el candidato del PP, Fernando García Torres, acusa al alcalde socialista, Pedro Martín Arcones, con el que se enfrentará en las urnas, de adulterar presuntamente el censo electoral, al incluir a familiares y amigos que no residen en el pueblo. García Torres, que acude a Pedraza para descansar, ya que reside en Madrid, asegura que en el censo figura hasta un cabo de la Guardia Civil que se fue hace quince años; una cuñada del alcalde que sólo va en las fiestas; y un cliente del dirigente municipal, hostelero, al que le han puesto el domicilio en un merendero propiedad de la esposa de Martín.La respuesta del PSOE no se ha hecho esperar: "Las protestas, en la Oficina del Censo Electoral".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS