Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Murcia recibe las competencias educativas con las críticas del PSOE e IU por la escasa financiación

La comunidad autónoma de Murcia comenzará a gestionar la enseñanza pública de sus centros a partir del 1 de julio con un presupuesto de 79.304 millones de pesetas. Con algo más de un año de retraso sobre la fecha prevista, la Comisión Mixta de Transferencias con Murcia para el traspaso de las competencias en educación no universitaria se reunió la semana pasada para firmar el acuerdo.A la reunión asistió el ministro de Administraciones Públicas, Ángel Acebes, y el presidente del Ejecutivo murciano, Ramón Luis Valcárcel.

De esta manera, el Gobierno regional que salga de las próximas elecciones deberá hacerse cargo de gestión de 14.000 funcionarios (entre personal docente y no docente) que hasta ahora han dependido del Ministerio de Educación y Ciencia, unos 1.000 centros educativos (entre colegios e institutos) y alrededor de 270.000 alumnos (según datos de este curso).

El PSOE ha anunciado que presentará un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto de transferencias por entender que supone una "discriminación educativa" para la región de Murcia con respecto a otras comunidades autónomas.

Recurso contra el decreto

Los representantes de Izquierda Unida en la Comisión Mixta de Transferencias ya han señalado que firmarán en contra del decreto. Sin embargo, el presidente de la comunidad murciana, Ramón Luis Valcárcel, aseguró que "no cabe posibilidad de presentar un recurso de inconstitucionalidad".El traspaso de las competencias en materia educativa se produce después de que el Gobierno regional rechazara otro que propuso el Gobierno en 1997 por considerar que se pretendían hacer con una dotación económica insuficiente (62.000 millones de pesetas). Aquella negativa ocurrió además unos meses después de producirse el cese del director provincial del Ministerio de Educación, Benito Marín, al conocerse que había nombrado a su esposa coordinadora general de Bibliotecas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de mayo de 1999