Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONSUMOLOS PRÉSTAMOS HIPOTECARIOS SON EL MAYOR GASTO FAMILIAR

Un informe de la UCE dice que los valencianos se muestran contrarios a las privatizaciones

Los valencianos se muestran contrarios a las privatizaciones de servicios públicos, aunque reconocen que su funcionamiento deja mucho que desear. Un informe encargado por la Unión de Consumidores de España (UCE) pone de manifiesto que los habitantes de la Comunidad Valenciana se oponen casi con la misma convicción a la entrada de capital privado en 14 áreas muy diferentes, que van desde la educación y la sanidad pública a la seguridad ciudadana, pasando por las zonas verdes, los servicios sociales, el tráfico, las aguas potables o el deporte municipal.

Para elaborar este trabajo sobre las actitudes de los valencianos ante el consumo, la Unidad de Investigación de Psicología Económica y del Consumidor (UIPEC) de la Universidad de Valencia ha encuestado a 600 personas de municipios mayores de 2.000 habitantes. El trabajo lo ha coordinado el profesor Ismael Quintanilla. A pesar de que se muestran bastante insatisfechos con el funcionamiento de los servicios públicos, a los valencianos no les agrada que pase a gestionarlos la iniciativa privada. La lista incluye la cultura, el tráfico, los servicios sociales, la educación pública, el tráfico, la limpieza y recogida de residuos, la seguridad ciudadana, el deporte municipal, las zonas verdes, las aguas potables, la vivienda, la sanidad pública y los ayuntamientos. A los encuestados se les proponía que valorasen la privatización de estos servicios en una escala de uno a cinco, en la que uno supone estar nada satisfecho y cinco estar muy complacido con las privatizaciones. Ninguno de los 14 servicios públicos sobre los que se consulta en el informe sobrepasa los dos puntos: la gente está poco de acuerdo con ceder su gestión a la iniciativa privada. El informe detalla también que los préstamos hipotecarios suponen el mayor gasto mensual de las familias valencianas (una media de 48.459 pesetas). Este gasto supera la cantidad que destina cada hogar valenciano a la alimentación (44.400 pesetas) y triplica el dinero que desembolsan en servicios, ocio, restaurantes o ropa, que oscilan entre las 16.000 y las 12.000 pesetas mensuales. Aunque sólo 133 de los 600 encuestados tienen que hacer frente a una hipoteca. Una de las conclusiones más destacadas del estudio es el elevado número de ciudadanos (el 39% de los encuestados) que han tenido problemas en sus compras en los últimos dos años. La mayoría de los que han sufrido estas complicaciones (el 41%) se quejan de que los productos adquiridos estaban en mal estado o deteriorados. El 18% protestan por que no les atendieron correctamente y el 17% por la información engañosa que recibieron. Optimismo económico Los valencianos son bastante optimistas al valorar sus ingresos y sus cuentas corrientes. El 50,4% de los ciudadanos dicen que su situación económica es buena y sólo el 6,6% afirman que su situación es mala o muy mala. Para el 43% restante su nivel económico es "regular", También se pone de manifiesto en el estudio que los niños pasan más horas delante del televisor que sus padres. Sobre todo, durante el fin de semana, cuando rebasan las cuatro horas frente a la pantalla. La UCE de la Comunidad Valenciana presentó ayer el estudio durante la celebración de su tercer congreso autonómico, en el que hizo balance de su gestión durante los últimos cuatro años. En este período ha atendido 50.365 consultas y 12.205 reclamaciones. Los valencianos se dirigieron a la UCE, sobre todo, por temas de viviendas. Pero la UCE se queja de que los consumidores valencianos están poco concienciados a la hora de defender sus derechos: el 60% se informa sobre los productos que van a adquirir en el mismo establecimiento comercial, el 88% no conoce ninguna asociación de consumidores y sólo un 2% están afiliados a una de estas organizaciones. La UCE señala que se ha encargado del 60% de las mediaciones de arbitraje. Las compras a través de Internet y de catálogos son testimoniales, sin superar el 1%.Aunque los consumidores están concienciados sobre la defensa del medio ambiente, son muy pocos, según la UCE, los que la ponen en práctica a la hora de comprar productos poco contaminantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de abril de 1999