Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE denuncia que con Piqué hay un ministro "defraudador tributario"

El dirigente socialista Francisco Fernández Marugán avisó ayer al portavoz del Gobierno, Josep Piqué, de que no se amedrentará en su empeño por desentrañar su "consciente, continuado y sistemático" comportamiento como "defraudador tributario" incluso cuando pasó a formar parte del Consejo de Ministros. Lo hará aunque le insulte o le llame "rasputín de mierda". Piqué insistió ayer en defender la legalidad y normalidad de todas sus actuaciones. También el impago -hasta el pasado miércoles- de los impuestos municipales de sus vehículos desde 1995, asunto que considera menor porque apenas alcanza las 160.000 pesetas.

El diputado del PSOE salió al paso ayer de uno de los argumentos que constantemente esgrime el PP en defensa de Piqué cuando justifica los beneficios de su "optimización fiscal" como dentro de una legalidad que procede de normas aprobadas por Gobiernos del PSOE. Fernández Marugán lo rebatió. Sostiene que alguna de esas actuaciones -reveladas por el propio Piqué, el Gobierno o hechas públicas en los registros- son "fraudulentas" e "ilegales". Marugán está convencido de que así lo entenderá la Agencia Tributaria de Barcelona, que investigará la denuncia que él presentó contra Piqué el 25 de marzo. Las ilegalidades a las que aludió empiezan con la "autofactura" que Piqué realizó a través de su empresa, Loreto Consulting, por unos informes que se encargó como presidente de Ercros para complementar su sueldo con menos recarga fiscal. Luego añadió la "autocontratación", a una Loreto Consulting ya "vacía de actividad real", del alquiler de su casa para deducir los gastos de amortización de esa vivienda, no abonar en la declaración de la renta el 2% de su valor catastral y no sufragar su correspondiente impuesto patrimonial.

Marugán denunció entre los "artilugios ilegales" de Piqué que adquiriera por el método leasing una casa de verano en La Cerdanya a través de Loreto Consulting, vivienda que se benefició de ayudas fiscales para empresas con alguna función. Y concluyó este repaso de la "optimización fiscal" del portavoz del Gobierno y ministro de Industria criticando su decisión de mantener uno de sus dos coches en una compañía sin actividad, además de no tener al día hasta el pasado miércoles ni los impuestos municipales de ambos vehículos ni varias multas.

Piqué justificaba así ayer la situación irregular de sus coches: "Por una serie de causas administrativas, probablemente ligadas a cambios de domicilio, dejamos de recibir las notificaciones correspondientes para el cargo del impuesto de circulación. Lo hemos comprobado y, efectivamente, quedaban recibos pendientes, y se han abonado". El ministro restó importancia al asunto: "Creo que el tema no da más de sí. Estamos hablando de 60.000 pesetas por un lado y ciento y algo por otro. A veces estas cosas pasan. Es un error administrativo".

Junto a estas explicaciones, tres portavoces del PP retomaban la contracampaña de acoso al candidato del PSOE, José Borrell, al reclamarle de nuevo explicaciones: sobre las relaciones con la Administración de una empresa que Borrell ayudó a fundar hace 20 años y cuyas acciones vendió; las denuncias desde su entorno sobre una hipotética inspección política de Hacienda que él ya rectificó; y su amistad con dos ex responsables de la Agencia Tributaria en Barcelona implicados en un escándalo en la época en que fue secretario de Estado de Hacienda. Borrell ha precisado que sí conoce a ambos, pero que hace tiempo que no colaboran con él.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de abril de 1999

Más información

  • El portavoz achaca a un error el impago de los impuestos de sus coches