Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comunidad feliz

Los resultados de la encuesta del Gobierno vasco acercan al País Vasco al concepto de Estado del bienestar total. Sus ciudadanos, además de sentirse satisfechos con lo que reciben de sus administraciones, lo dicen, y se declaran no sólo felices, sino adicionalmente "muy o bastante felices". Los resultados dejan muy claro que los "críticos" quedan en minoría en este aspecto, ya que sólo un 10% de los encuestados se siente "poco o nada felices". Entre éstos últimos, el principal obstáculo para lograr la felicidad es la inseguridad material, seguido del abandono de valores como la amistad o el compañerismo, la soledad o la falta de dinero. A diferencia del resto de colectivos, entre los mayores de 64 años la soledad es el principal problema. Respecto a los derechos y libertades fundamentales, los ciudadanos vascos valoran como el más importante, casi por unanimidad, el derecho a la educación y la formación (exactamente el 97%), seguido del derecho a la vivienda (el 96%) el derecho a la propia lengua y cultura (el 94%) y la igualdad ante la ley (94%). Seguidamente figuran el derecho a la protección legal contra la discriminación y a la libertad religiosa y de conciencia con el mismo porcentaje de respaldo (el 93%), seguido de la libertad de expresión con el 90%. Los derechos y libertades menos considerados, aunque en ambos casos superan el 70% son la libertad de asociación y el derecho al asilo político, defendidos por el 86% y 74%, respectivamente, de los encuestados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de abril de 1999