Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ficheros manuales serán controlados

La inclusión de los ficheros manuales en la ley que protege a las personas respecto al tratamiento de sus datos es "la clave de la reforma de la LORTAD" que tramita el Congreso de los Diputados, según el director de la Agencia de Protección de Datos (APD), Juan Manuel Fernández, de 56 años, juez de profesión que escribe con pluma estilográfica y no usa el ordenador. Su mandato concluye en el 2002. Al frente de 52 personas, administra un presupuesto anual de 553 millones de pesetas.Explica que el objeto de la reforma de la LORTAD es trasponer a la legislación española una directiva de la UE sobre protección de las personas respecto al tratamiento y circulación de sus datos. Una vez reformada, la ley, hasta ahora limitada a los ficheros automatizados, se extenderá a todos los ficheros, aunque su tratamiento no se realice mediante bases informáticas o automatizadas.

A los 232.028 ficheros informáticos registrados a 31 de diciembre de 1998 en la APD, habrá que incorporar, a partir de la vigencia de la ley, el resto de ficheros que tratan datos personales. En cambio, de prosperar el proyecto de ley remitido por el Gobierno al Parlamento, quedarán excluidos de la ley los ficheros del personal militar profesional y los "establecidos para la investigación del terrorismo y de formas graves de delincuencia organizada". Fernández cree que tales ficheros "deberían seguir bajo la salvaguarda de la APD", aunque la directiva comunitaria "permite, pero no exige", hacer esa reforma.

En todo caso, critica el recurso de inconstitucionalidad que presentó el PP contra la LORTAD, en sentido opuesto a la reforma que ahora plantea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de marzo de 1999