Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia de José Agustín Goytisolo niega rotundamente que el poeta se suicidara

El escritor cayó desde la ventana de su casa cuando intentaba arreglar la persiana

La familia de José Agustín Goytisolo desmintió ayer rotundamente a este diario que el poeta se hubiera suicidado como indicó la Guardia Urbana y publicaron varios medios. Según su yerno, el poeta habría sufrido un fatal accidente al intentar arreglar el Gradulux de la ventana. El poeta, muy meticuloso con el orden doméstico, había dejado una de las muchas notas que se cruzaba con su esposa advirtiendo que "había que arreglar al Gradulux". Goytisolo falleció el viernes al caer desde la ventana de su piso. Hoy, a la una de la tarde, se celebrará en el tanatorio barcelonés de Les Corts una ceremonia de carácter civil por el poeta, que posteriormente será enterrado en el cementerio de Montjuïc.

MÁS INFORMACIÓN

"Goytisolo estaba ilusionado con los recitales que preparaba junto con Paco Ibáñez", dijo Pedro Valicur, casado con Julia Goytisolo, la hija que inspiró Palabras para Julia. El yerno del poeta explicó a este diario que la familia descarta sin ninguna duda la hipótesis del suicidio. "No era su estilo. Su esposa lo había dejado media hora antes para ir a recoger al nieto al colegio y lo hizo sin ninguna ansiedad. Se ha dicho que José Agustín estaba deprimido, y es cierto, pero era depresivo desde los 19 años. Lo llevaba como un resfriado".Valicur comentó que José Agustín Goytisolo tenía la ilusión del nieto, a quien el viernes esperaba que regresara del colegio, y de sus inminentes recitales con Paco Ibáñez. "Por la mañana se había comprado dos camisas y un pantalón para estrenar en los conciertos". Además, estaba escribiendo. La familia cree que José Agustín Goytisolo, habiendo advertido que la persiana estaba estropeada, quiso repararla y cayó accidentalmente al vacío. "La casa tiene calefacción central y si no hay un frío riguroso, la ventana está abierta, porque no se puede controlar la temperatura de la calefacción. Ayer, por ejemplo, lo estaba". Debajo de la ventana hay un sofá que Goytisolo pudo utilizar para intentar la reparación fatal. Al lado, en una mesita, tenía el cenicero y el paquete de Ducados. "Hay que pensar en que se trataba de una persona de 70 años y no precisamente ágil".

Una muestra de la preocupación que tenía Goytisolo por los pequeños desórdenes domésticos es que en el piso de su hija había una bombilla halógena estropeada y les mandó un electricista para arreglarla.

"La teoría policial es imposible. No pudo hacerlo cuando el nieto que adoraba estaba a punto de llegar. Lo fácil para la policía y algunos medios es pensar que se suicidó", dijo Pedro Valicur.

A la una de la tarde de hoy se celebrará una ceremonia de carácter civil por el poeta en el tanatorio de Les Corts. Ayer se realizó la autopsia al cadáver de José Agustín Goytisolo en el Instituto Anatómico Forense, en el Hospital Clínico. Por la tarde se instaló la capilla ardiente en el tanatorio de Les Corts, que esta mañana volverá a abrirse a partir de las 7.00 horas. Numerosos familiares y amigos del poeta, así como personalidades del mundo cultural y político catalán, dieron ayer su último adiós al poeta. Manuel Vázquez Montalbán, visiblemente afectado por la muerte de Goytisolo, dijo con voz entrecortada: "Para mí era un gran poeta y una gran persona que me ayudó muchos en mis inicios y siempre tendré una deuda de gratitud con él". Por la capilla ardiente pasaron, entre otros, los escritores Pere Gimferrer, Luis Carandell y Carme Riera; el editor Josep Maria Castellet, el presidente del Parlament de Catalunya, Joan Reventós, y los dirigentes socialistas Josep Maria Sala y Ernest Maragall.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de marzo de 1999