Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mahuad busca una salida política a la huelga indefinida en Ecuador

Varias ciudades de Ecuador permanecían ayer bloqueadas por cientos de vehículos, principalmente taxis, en protesta por las drásticas medidas económicas adoptadas por el presidente del país, Jamil Mahuad. Al caos circulatorio han contribuido los conductores de autobús, que se han unido a la protesta bloqueando con sus vehículos, entre otras arterias, todos los accesos a la capital ecuatoriana, Quito.Desde ayer, varios sectores se han declarado en huelga indefinida para que Mahuad dé marcha atrás y renuncie al duro ajuste que anunció la semana pasada en un intento de superior la profunda crisis económica que atraviesa Ecuador. Entre las medidas destaca la subida en un 160% del precio de los combustibles.

Los colegios privados han cesado de impartir clases, mientras que en la enseñanza pública la situación de paralización total ya entra en su segundo mes.

La poderosa Unión de Federaciones del Transporte encabeza la protesta. Ayer, unidades militares se apostaron junto a los vehículos que bloqueaban los accesos a Quito, pero no intervinieron. Después del cierre forzoso, los bancos reabrieron el lunes, aunque para evitar que se produzca el colapso financiero, el Gobierno ha congelado la mitad de los ahorros de la población. Mientras, el exjefe del Ejército ecuatoriano, general Paco Moncayo -quien ya tuvo un papel fundamental en la crisis institucional provocada por el destituido expresidente Abdalá Bucaram-, se reunió ayer con el presidente de la República y, a la salida, dejó entrever la posibilidad de que Mahuad rectifique en algunas de las medidas adoptadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de marzo de 1999