Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PKK declara "zona de guerra" todos los centros turísticos de Turquía

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) dio ayer una nueva vuelta de tuerca en la campaña terrorista emprendida en las dos últimas semanas al lanzar una amenaza directa contra los turistas que visiten Turquía. El primer ministro turco, Bulent Ecevit, ve así como, paradójicamente, en el éxito obtenido con la captura del líder del PKK, Abdalá Ocalan, está el origen de la nueva amenaza: "Cada lugar de Turquía es zona de guerra. Esto incluye las zonas declaradas por el Estado como centros turísticos", reza un manifiesto del brazo armado del PKK hecho público ayer.

Hasta ahora, los atentados kurdos se registraban en barrios populares de Estambul y otras ciudades alejadas de los centros turísticos. Ahora, el Ejército Popular de Liberación del Kurdistán, brazo armado del PKK, recomienda a todos los países que "adviertan a sus ciudadanos [riesgo de viajar a Turquía]" y pide al sector turístico turco que no admita reservas. Esa iniciativa ya la han tomado los turistas. Eso se desprende, al menos, de las declaraciones de Jesús Martínez, presidente de la Federación Española de Agencias de Viajes, quien ayer confirmaba que ha sido anulado más del 5 de las reservas realizadas en España para el puente de San José y Semana Santa. El cambio en el rumbo de la lucha de la banda armada se vio confirmado en la noche del pasado domingo en Estambul, cuando se descubrió un artefacto fallido colocado en un conocido restaurante de comida rápida.

La capital, Ankara, que hasta ahora no había sido víctima de los atentados, se vio ayer sacudida por dos nuevas acciones terroristas. Un artefacto situado en las cercanías de la oficina de la Comisión Europea hirió gravemente a una mujer y ocasionó graves daños materiales. En el centro de la ciudad

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de marzo de 1999

Más información

  • Atentado con coche bomba en Ankara