GOLPE A ETA

La Ertzaintza escolta de nuevo a cargos del PP, el PSE y UA

El plan de seguridad presentado en enero por el consejero de Interior vasco, Javier Balza, al ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, incluye la asignación de escoltas a electos del PP y, en menor medida, a socialistas y foralistas de UA. El plan preveía un número de escoltas sensiblemente inferior a los casi 250 ertzainas que participaron en el momento álgido de los atentados de ETA.Para hacer frente a esas necesidades, Interior ha realizado un llamamiento restringido a los agentes que voluntariamente participaron en tareas de acompañamiento. Desde entonces, estos agentes han ido sustituyendo a los policías y guardias civiles. El reemplazo culminará esta semana, según confirmaron ayer en Interior. La Ertzaintza, además, realiza servicios de vigilancia y contravigilancia.

Más información

El consejero Javier Balza aseguró antes de que se produjeran las recientes operaciones contra ETA en Francia y Guipúzcoa que la protección que "cada organización política ha pedido se puede atender sin problemas, porque no es la avalancha de los momentos duros de ETA contra los ediles populares". Los especialistas de Interior mantienen el criterio de que a "corto plazo no existe riesgo de atentados" contra electos del PP, PSE y UA, aunque aún no se han evaluado las repercusiones que puedan tener las recientes operaciones anti-ETA, sobre todo en la kale borroka [violencia callejera]. Pero no se descarta un reforzamiento de la protección de los cargos políticos.

Teléfono de contacto

El plan ha sido elaborado a tenor del análisis de los especialistas de Interior y de otras fuerzas de seguridad del Estado, junto a la información aportada por los responsables de seguridad de los tres partidos. Interior indica que todos los cargos susceptibles de tener problemas conocen, además, un número telefónico con una "respuesta inmediata de presencia policial de cinco minutos".El PP, que ha gastado en la seguridad de sus electos 1.900 millones en los dos últimos años, afirma tener aún seguridad privada para 90 de los 212 cargos electos que tiene en Euskadi. Los número dos de Interior vasco y central, Mikel Legarda y Ricardo Martí Fluxá, respectivamente, repasaron el plan en su encuentro del 3 de febrero y establecieron una comisión con dos responsables policiales por administración. También se han estudiado los casos de algunos ediles socialistas, como el de Guipúzcoa que recibió una carta amenazante firmada por el grupo Gazte Indarra. En la misiva le indican que "se vaya a su pueblo a vivir o le mandaremos en una caja de pino". Este grupo ha remitido varias cartas a ediles populares en Vizcaya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 10 de marzo de 1999.

Lo más visto en...

Top 50