Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las farmacias de Guipúzcoa dejarán de vender antibióticos sin receta médica

Las farmacias de Guipúzcoa dejarán de vender antibióticos sin receta médica ante la "alerta sanitaria" que para Osakidetza supone el uso indebido que los consumidores hacen de estos medicamentos. El lunes se pondrá en marcha un plan de educación sanitaria, titulado Programa para el uso racional de los antibióticos, patrocinado por Osakidetza, los colegios de médicos y farmacéuticos y las asociaciones de consumidores. Su objetivo es frenar la automedicación y delegar en los facultativos la responsabilidad de su prescripción.

Una advertencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta del "grave problema mundial" que está ocasionando el creciente abuso de los antibióticos, cuyo efecto más negativo consiste en aumentar los niveles de resistencia a las bacterias más comunes. En España se ha detectado una pérdida de efectividad de los antibióticos frente a los microorganismos, lo que ha empujado a la comunidad científica y a las autoridades sanitarias a moderar su uso indiscriminado y favorecer una administración apropiada de los mismos. El aumento de la resistencia de las bacterias y gérmenes del organismo humano, motivado por el consumo incorrecto de los antibióticos, es la causa de 2.000 muertes al año en España, advirtió el director de Osakidetza en Guipúzcoa, Rafael Cerdán. Según estudios recientes, Euskadi registra "uno de los porcentajes más elevados de resistencia al germen causante de la neumonía común", al mismo tiempo que "entre un 40% y un 50% de los antibióticos consumidos no son realmente necesarios", señaló Cerdán. Representantes médicos y farmacéuticos aclararon que el antibiótico sólo debe emplearse para "tratar enfermedades infecciosas", mientras que hay constancia de que "el 50% de los pacientes lo utilizan incorrectamente". Sólo en Guipúzcoa, el 10% de las recetas prescritas por la sanidad pública en 1998 eran antibióticos. Ante esta situación, los especialistas insisten en que estos medicamentos no curan la gripe y los resfriados, ni bajan la fiebre, y aconsejan al ciudadano no tomar antibióticos por su cuenta, sino por decisión del médico u odontólogo. Los médicos además recomiendan no dejar el tratamiento antes de tiempo y no utilizar el mismo antibiótico aunque se tengan síntomas parecidos. "Siguiendo estos avisos", dijo Cerdán, "se conseguirá que el antibiótico sólo ataque a las bacterias que debe destruir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 1999

Más información

  • Osakidetza aprecia un consumo abusivo de estos fármacos