Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Habana, en la "lista negra" de EEUU sobre derechos humanos

Cuba vuelve a ocupar un lugar destacado en la lista negra de los países que violan los derechos humanos que elabora anualmente el Departamento de Estado norteamericano. En esa lista, difundida ayer en Washington, el régimen de Fidel Castro comparte el podio con China, Serbia e Irak.El informe dedica 35 páginas a lo ocurrido en Cuba en 1998. El régimen castrista es criticado por continuar violando derechos básicos como las libertades de expresión, asociación y protesta y, pese a la visita del Papa a la isla, el de la libertad de opción religiosa. No obstante, el informe precisa que, aunque continuaron los abusos en las cárceles, no se tuvo conocimiento de ningún asesinato por motivos políticos en la isla durante 1998. Otra de las críticas de Washington al régimen de La Habana es su control de "todos los renglones significativos de la producción", que lo convierte en el "patrón principal" de la economía isleña. Eso se traduce en ineficacia, corrupción, depresión y miseria.

Pese a estas críticas, el presidente estadounidense, Bill Clinton, decidió a comienzos de este año tender una mano a Castro suavizando el embargo y autorizando el incremento de los viajes entre las dos orillas del estrecho de Florida. La respuesta del dirigente cubano ha sido decepcionante para Washington. Coincidiendo con el 40º aniversario de su revolución, Castro ha apretado las tuercas en todos los aspectos de la vida cubana. "En vez de con apertura, Castro ha respondido con mayor represión al gesto de Clinton", declaró ayer un portavoz del Departamento de Estado.

El mapa de las violaciones

China, visitada oficialmente por Clinton el pasado verano, sigue torturando y maltratando a los presos, forzando confesiones y realizando ejecuciones extrajudiciales, según el informe. Los tímidos esfuerzos de apertura que coincidieron con la visita del presidente de EEUU han sido borrados en los últimos meses por una nueva campaña de persecución de la disidencia. Serbia e Irak vuelven a estar en los primeros lugares de esta lista negra. El presidente yugoslavo, Slobodan Milosevic, es denunciado por utilizar "el aparato militar, político, judicial y de comunicación del Estado para reprimir a los serbios y promover la brutalidad en Kosovo". En Irak, "Sadam Husein y los miembros de su extensa familia" practican una "total represión".

México no se libra de las críticas. EEUU señala la situación de Chiapas y la persistencia de "serios abusos" vinculados a la corrupción policial, las malas condiciones de las cárceles y los arrestos arbitrarios. A Colombia también se le dedican unas páginas con violaciones perpetradas por las Fuerzas Armadas, la guerrilla y los narcotraficantes

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 1999