Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

División entre los secesionistas

ENVIADO ESPECIALEl anuncio de la formación de un Gobierno interino kosovar, integrado por los representantes del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK); de la Liga Democrática de Kosovo (LDK), que encabeza el presidente Ibrahim Rugova, y del Movimiento Democrático Albanés, de Rexhep Qosja, que participaron en las recientes negociaciones de Rambouillet, ha provocado la reacción en contra del portavoz político del ELK, el veterano Adem Demaci, y pone de manifiesto las divisiones y querellas entre los políticos kosovares cuando más necesitan la unidad. Al mismo tiempo, el nombramiento de un comandante militar único del ELK, mientras cinco miembros de los considerados más políticos de la organización armada negociaban en Rambouillet, plantea la duda de quién manda de hecho en la guerrilla kosovar.

A menos de tres semanas de la nueva conferencia para la paz en Kosovo, afloran una vez más las diferencias entre los políticos kosovares, a quienes sólo parece unir tanto el deseo de independencia como el de protagonismo personal. Cuando habían conseguido acudir todas las fuerzas de Kosovo a Rambouillet, incluidos los combatientes del ELK junto a los políticos que criticaban, como Rugova, el anuncio de formar un Gobierno interino ha sacado a relucir la desunión y ahondado en viejas querellas. La disputa kosovar le viene como anillo al dedo al presidente de Yugoslavia, Slobodan Milosevic, para ganar tiempo y espacio en su intento de impedir una presencia de la OTAN en la provincia serbia de Kosovo. El Gobierno interino kosovar tendría al frente un representante del ELK y funcionaría hasta la celebración de elecciones libres. Según el acuerdo firmado por Hashim Thaqi, del ELK, Rugova y Qosja, sus tres grupos, más un independiente, se repartirían los puestos en forma proporcional.

Contra este plan de Gobierno interino reaccionó Demaci, en declaraciones a la televisión de Albania, el medio de comunicación más consumido en Kosovo. Demaci acusó al "así llamado Gobierno" de ser "un pálido intento de gente fracasada, que regresa de una negociación sin éxito, a los que no les importan los métodos para quedarse en la escena política de Kosovo". Según él, para formar ese Gobierno no se consultó al cuartel general del ELK, ni a él mismo, único representante legitimado de la guerrilla, y esta decisión va en contra de las posiciones del ELK. Añade Demaci que él y el ELK intentan formar órganos legítimos de representación de los albaneses de Kosovo, constituir el Parlamento y un Gobierno.

A la llegada ayer a Pristina de la delegación kosovar procedente de Rambouillet, los negociadores fueron recibidos en el aeropuerto por seguidores con ramos de mimosas. Uno de los recién llegados, el director de periódico y también negociador Veton Surroi, una figura independiente de mucho prestigio en Kosovo, replicó a las declaraciones de Demaci con la frase: "Demaci es sólo uno entre dos millones de albaneses". Para aumentar la confusión, desde Alemania, donde reside, el actual jefe del Gobierno de Kosovo, Bujar Bukosi, quien también participó en la conferencia de Rambouillet, declaró que la formación de un Gobierno interino "no es una decisión, sólo una propuesta".

A la disputa sobre el plan de formar un Gobierno interino se une la confusión en torno al nombramiento hace unos días, durante la cita de Rambouillet, de un comandante en jefe del ELK. Sobre esta designación existe poca claridad. Se trata de un nuevo puesto, hasta ahora inexistente, en un ELK que actuaba de forma descentralizada. La persona nombrada es Suleimán Selimi, de 29 años, originario de la región de Drenica, bastión de la guerrilla independentista de Kosovo. Selimi, con el nombre de guerra de Sultán, está considerado como un combatiente y un halcón dentro del ELK.

La figura de Selimi emerge casi al mismo tiempo que en Rambouillet Hashim Thaqi adquiría notoriedad internacional como líder político del ELK. Thaqi, de poco más de 30 años, es también de Drenica, estudió, al parecer, ciencias políticas en Suiza y es conocido en la guerrilla por el alias de Serpiente. La revista de oposición a Milosevic de Belgrado Vreme (Tiempo) informaba ayer de una entrevista celebrada la semana pasada en Liubliana entre Demaci y Thaqi, quien acudió a la capital eslovena para el encuentro. Según Vreme, Demaci le echó en cara a Thaqi: "Tú, joven, eres el jefe político del ELK. ¿Por que, entonces, no consultas a nadie?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de febrero de 1999