Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El edificio bilbaíno de Uribitarte sólo podrá utilizarse para oficinas

El edificio bilbaíno de Uribitarte, el ambicioso proyecto inmobiliario que se fue a la quiebra hace ocho años con un agujero de más de 17.000 millones de pesetas, sólo podrá utilizarse para albergar oficinas durante los próximos dos años. El pleno del Ayuntamiento aprobó el martes el expediente de venta forzosa del inmueble que impide cualquier recalificación para otro uso. El cambio de calificación para edificar viviendas era la opción que concedía una salida, pero la falta de acuerdo entre los acreedores ha hecho inviable la venta a cualquiera de las ofertas planteadas, hasta tres diferentes en los últimos cuatro meses. El Ayuntamiento bilbaíno espera que, con esta medida, se desbloquee la situación de este inmueble, ubicado en la zona de Abandoibarra donde se desarrolla la más importante regeneración urbanística de la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de febrero de 1999