Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portugal exige que se eliminen "las injusticias" de la PAC

Éste canta las verdades. El primer ministro portugués, Antonio Guterres, criticó ayer duramente "las injusticias" de la Política Agrícola Común (PAC), en vigilias de la cumbre de líderes que mañana discutirá de su reforma y de las otras propuestas contenidas en la Agenda 2000, el paquete financiero para el septenio 2000-2006. "La reforma de la PAC debe eliminar sus injusticias", propugnó el líder portugués en una visita a la Comisión. ¿Cuáles? Su distribución, por la cual sólo un 1% de agricultores portugueses se lleva el 40% de las subvenciones otorgadas a su país; "el 0,5% de la población europea recibe el 15% del presupuesto común"; y Portugal obtiene unas ayudas per cápita que sólo representan un tercio de la media europea.Tras pedir "firmeza" al presidente de la Comisión, Jacques Santer, que ha dado un cierto visto bueno a una rebaja de los gastos estructurales previstos por la Agenda 2000 y exhortarle a que defienda su propia propuesta, Guterres solicitó a sus colegas de la cumbre "obrar en coherencia" con la prioridad establecida, crear empleo: "Les recuerdo que los fondos estructurales crean empleo, y que su rebaja iría contra esta prioridad". Añadió que el Fondo de Cohesión "también genera puestos de trabajo en Francia y Alemania", y postuló una "solución de equilibrio" que contemple los intereses de los países que son grandes contribuyentes, pero no a costa de los menos prósperos: "La fórmula más inteligente de ser egoísta es ser solidario", argumentó.

Mientras tanto, los ministros de Agricultura de la Unión Europea decidían ayer suspender momentáneamente las negociaciones que mantienen desde el pasado lunes para la reforma de la Política Agrícola Común ante el enfrentamiento entre Alemania y Francia en relación con el recorte de los gastos agrícolas. La presidencia alemana presentará hoy una nueva propuesta reforma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de febrero de 1999