Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Reyes impulsan en Namibia una mayor presencia comercial española

Namibia vive de los diamantes y las merluzas. Los primeros viajan a todo el mundo a través de las intrincadas redes de la joyería internacional. Las segundas son capturadas, en su mayoría, por barcos españoles para el mercado peninsular. Don Juan Carlos, en visita oficial de dos días a este país africano, acompañado por una importante delegación empresarial, expresó ayer su deseo de que el éxito de la cooperación entre España y Namibia en la pesca se extienda a otros sectores.

En realidad, Namibia es un inmenso desierto costero cuyo subsuelo encierra las mayores reservas de cobalto e importantes yacimientos de cobre, uranio, oro, manganeso y diamantes. Una importante delegación de empresarios, con el presidente de la patronal CEOE, José María Cuevas, al frente, está en su capital, Windhoek, para explorar opciones.Los Reyes llegaron a Namibia a primera hora de la tarde de ayer procedentes del parque Kruger, una reserva natural de Suráfrica en la frontera con Mozambique. El presidente, Sam Nujoma, que dirigió la lucha por la independencia frente a la ocupación surafricana, los esperaba en el aeropuerto.Tres grupos de danzas tribales les dieron la bienvenida sobre un asfalto que se derretía por el calor y obligaba a algunos guerreros ataviados con sus tradicionales trajes de ceremonia a calzar botas deportivas.

En la cena de gala ofrecida en su honor por Nujoma, don Juan Carlos destacó las estrechas relaciones que han existido entre España y Namibia, incluso anteriores a su independencia, que la diplomacia española apoyó en todos los foros internacionales.

Un presidente muy activo

Nujoma, que visitó España en 1996, es un político muy activo en el conflictivo escenario político africano. Aliado del Gobierno de Angola frente a la rebelión de las fuerzas de la UNITA, sostiene también a Laurent Desiré Kabila en la guerra de la República Democrática del Congo, antes Zaire. Pese a su escasa población, 1,6 millones de habitantes, Namibia ha sido elegido miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y su ministro de Exteriores aspira a ser el presidente de la próxima Asamblea General. El Rey expresó ayer "sus mejores deseos" para esa candidatura.

Don Juan Carlos y doña Sofía viajarán hoy a la costa, a Walvis Bay, donde visitarán las instalaciones y los barcos de algunas importantes empresas españolas que operan en este país y la Escuela de Formación Pesquera, que ha sido apoyada por España y la Unión Europea (UE). Las empresas pesqueras españolas capturan el 60% de toda la merluza de Namibia, que supera las 150.000 toneladas anuales. Todo ello, sin que exista ningún acuerdo entre ambos Estados, ni de Namibia con la UE, en lo que obviamente no están interesados los empresarios españoles, que gozan de una posición de privilegio.

Durante la visita de los Reyes se firmará un acuerdo de cooperación en el sector turístico, con amplias posibilidades de desarrollo según los expertos, y un memorándum financiero para explorar nuevas posibilidades de inversión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de febrero de 1999

Más información

  • España y el país africano firman un acuerdo para fomentar el turismo