Los presidentes renuevan su pacto hasta agotar la legislatura

José María Aznar y Jordi Pujol apostaron ayer por mantener en pie su alianza hasta el final de la legislatura y coincidieron en la conveniencia de celebrar las elecciones legislativas a primeros del año 2000. El presidente de la Generalitat ya había anunciado oficialmente que los comicios catalanes serán en otoño de 1999.Pujol reiteró a Aznar su disposición a apoyar el Presupuesto del Estado para el 2000, cuyas principales líneas maestras fueron tratadas ayer por ambos políticos. Los dos ensalzaron los frutos de su pacto parlamentario y consideraron que no hay razones para que éste se vea comprometido por el inminente rosario de elecciones. Pujol anunció además que CiU aparcará hasta la próxima legislatura el debate sobre la negociación de un nuevo modelo de financiación para Cataluña.

Más información
Pujol pide a Aznar y al PNV un esfuerzo de comprensión mutua sobre el proceso de paz

Aznar y Pujol hicieron hincapié en la estabilidad de su colaboración, en contraste con la tormentosa relación del Gobierno con su socio nacionalista vasco, el PNV. Tanto Pujol como el ministro portavoz, Josep Piqué, calificaron la reunión de "muy positiva" y ambos destacaron los beneficios económicos y sociales que, a su juicio, reporta a Cataluña y al conjunto de España el apoyo de CiU al Ejecutivo central.

Pujol y Piqué también coincidieron en que la voluntad de agotar la legislatura no está exenta de riesgos, dada la profusión de citas electorales encadenadas que se avecinan. "Siempre pueden pasar cosas, pero Aznar ha dicho que su voluntad es que las elecciones se celebren el año próximo", dijo Pujol, quien añadió: "No tendría sentido que hubiera un clima de tensión entre ambas formaciones cuando la colaboración ha resultado tan positiva".

Sin discrepancias de fondo

Piqué admitió que las vísperas electorales provocan "una agudización del debate político", pero matizó que ahora no prevé "ninguna discrepancia de fondo que pueda complicar el objetivo de agotar la legislatura".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Aznar y Pujol se mostraron de acuerdo también en la continuidad de la política económica -el tema estrella de la reunión, junto con el País Vasco-, cuyos resultados enfatizó el presidente de la Generalitat en el posterior encuentro con los periodistas. Subrayó Pujol la evolución de los datos macroeconómicos, así como "la aceleración del proceso de modernización español, el creciente prestigio internacional de España, el descenso del paro, el aumento del consumo y la rebaja de la retención del IRPF".

El presidente catalán dijo que no trató con Aznar sobre su demanda de un nuevo sistema de financiación para Cataluña. No obstante, Pujol adelantó la fecha en que CiU lo pondrá sobre la mesa. Aunque Aznar ha manifestado reiteradamente que eso será en el 2002, fecha en que caducará el actual modelo de financiación, Pujol dijo ayer que planteará ese tema antes, tras las próximas elecciones, esto es, a partir de la primavera del 2000 y, "como muy tarde", a primeros del 2001.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS