Vicente Ortega, futuro secretario del Consejo de Universidades

El "número dos" de Villapalos será nombrado por el Gobierno el viernes

El actual director general de Universidades de la Comunidad de Madrid, Vicente Ortega, será nombrado el viernes por el Consejo de Ministros nuevo secretario general del Consejo de Universidades, el órgano consultivo del Gobierno central y responsable de la coordinación del sistema universitario en España. Ortega, de 54 años, ingeniero de Telecomunicación, catedrático y ex rector de la universidad privada madrileña Alfonso X el Sabio, sustituirá a Rafael Anes, catedrático de Historia Económica de la Universidad de Oviedo, que desde hace meses había expresado su interés en abandonar el cargo.El ministro de Educación, Mariano Rajoy, se propone revitalizar con este nombramiento el Consejo de Universidades, un órgano cuya trayectoria en los últimos tiempos lo ha condenado prácticamente a la parálisis, como reconocen de forma casi unánime todos los sectores implicados.

Ortega goza de gran prestigio en la comunidad universitaria y ha tenido una excelente relación con los rectores madrileños como número dos de Gustavo Villapalos en materia universitaria. Será el quinto secretario general que ha tenido en los últimos cuatro años el Consejo de Universidades.

En abril de 1995 dejó el cargo Miguel Ángel Quintanilla y le sustituyó Francisco Michavila, ex rector de la Universidad Jaume I, de Castellón, que dimitió en febrero de 1997 por desacuerdos con la entonces titular de Educación, Esperanza Aguirre.

La ministra nombró a Juan Roca, ex rector de la Universidad de Murcia, que unos meses después abandonaría el cargo en solidaridad con Fernando Tejerina, destituido por Aguirre como secretario de Estado de Universidades en julio de ese año. A Roca le sustituyó Rafael Anes, que desde el primer momento mostró pocas ganas de permanecer en el cargo.

El Consejo de Universidades está formado por los rectores de las universidades públicas, los consejeros autonómicos de Universidades o de Educación, y 15 miembros designados por el Congreso, el Senado y el Gobierno. La presidencia recae en el ministro de Educación, y sus trabajos se organizan en dos comisiones, la Académica, de la que forman parte los rectores, y la de Planificación y Coordinación, de la que forman parte los representantes políticos.

Uno de los conflictos que dio el golpe de gracia al Consejo de Universidades en su última etapa fue la creación de la Universidad Miguel Hernández, de Elche, que se apropió de estudios de la Universidad de Alicante por decisión de la Generalitat Valenciana, con el beneplácito de los representantes autonómicos y en contra del criterio de la Comisión Académica, es decir, de los rectores. El distanciamiento entre representantes políticos y académicos en el Consejo se hizo patente desde entonces y provocó en la práctica la progresiva parálisis del organismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de febrero de 1999.

Lo más visto en...

Top 50