BIENESTAR SOCIALDATOS DE 1998

El 42% de las mujeres asistidas en centros 24 horas del Consell puso denuncia

El 42% de la mujeres atendidas a lo largo de 1998 en alguna de las tres sedes del Centro Mujer 24 Horas del Consell acabó denunciando su situación en comisaría. Por los centros de Castellón, Valencia y Alicante pasaron el año pasado 2.113 mujeres, un 102% más que en 1997, año en que sólo puso una denuncia el 34,6%, según explicó ayer Marcela Miró, consejera de Bienestar Social.

En la inmensa mayoría de los casos atendidos resultó que la mujer tenía como enemigo a la persona más cercana. Según explicó Miró, en el 83,7% de los casos, el causante de los malos tratos o de las agresiones sexuales era el marido o el compañero. Un porcentaje que contrasta con el de los casos en que el agresor es un ex marido o ex compañero, con sólo el 8,49%. La titular de Bienestar Social hizo ayer balance de los tres primeros años de funcionamiento de los centros de atención a las mujeres que han sufrido maltratos físicos, psíquicos y agresiones, acosos o abusos sexuales. Miró destacó el gran incremento de usuarias del servicio: así, a lo largo del año pasado se decidieron a explicar su caso a los profesionales de los centros de atención hasta 1.070 mujeres más que en 1997, año en que se atendieron a 1.043 (cifra similar a la del primer año de funcionamiento, con 1.118 asistencias). De las 2.113 mujeres atendidas hubo 83 casos especialmente graves en los que por "el alto riesgo" de la situación se optó por ingresar inmediatamente a la mujer y, en su caso, a sus hijos en casas de acogida (19 en Alicante, 25 en Castellón y 39 en Valencia). La visita al centro no fue la única forma de consulta para las mujeres víctimas de la violencia y de las agresiones. También se puede recibir asistencia por medio de un teléfono gratuito (900 58 08 88). Los tres centros Mujer 24 Horas recibieron en 1998 hasta 15.784 llamadas telefónicas, un 73,43% más que en 1997, cuando se atendieron 9.101 llamadas (por 6.127 en 1996). De esta vía de contacto, la consejera destacó la "inmediatez" y la circunstancia "importantísima de salvaguardar el anonimato de la demandante". Pero a juicio de Miró, lo más destacable del último ejercicio es el notable incremento de mujeres que, después de ser atendidas en alguno de los centros optó por interponer una denuncia. Así, en 1997 apenas 360 mujeres denunciaron su caso, mientras que la cifra se elevó hasta las 886 el año pasado. En cuanto al motivo de la asistencia, de las 2.113 mujeres atendidas, más del 50% (1.186) sufrieron malos tratos físicos y psíquicos. Otras 750 fueron objeto de maltratos psíquicos. Y 68 sufrieron abusos sexuales, 79 agresiones sexuales y 30 acosos sexuales. Con los datos obtenidos, la consejera hasta hizo un retrato robot de la mujer que pasó por los centros de atención de la consejería. Así, dijo que la edad se situaba entre los 31 y los 40 años, estaba casada, con uno o dos hijos que no superan los 10 años, con estudios primarios, baja cualificación profesional y un trabajo que no llega a cubrir sus necesidades básicas por lo que depende económicamente de su pareja, hecho "que dificulta enormemente la ruptura y denuncia de la situación de violencia que sufren". La consejera también explicó que entre noviembre y diciembre se abrieron casi todos los puntos Infodona, que son centros de información (hasta 23) en las principales cabeceras comarcales que sirven de puente a los centros 24 horas. Un apoyo importante, a juicio de Miró, a los convenios firmados con la Delegación del Gobierno (para facilitar las denuncias) y con la Consejería de Sanidad (para facilitar el asesoramiento a la víctima en el caso de violación). Sin embargo, la política de Miró sufrió ayer las críticas del PSPV. Carmen Ninet, responsable socialista en temas de Participación de la Mujer destacó "la improvisación, desorganización y las acciones de parche" de la gestión de la consejera. Ninet explicó que las cifras estadísticas de los centros 24 horas no solucionan el problema y que las mujeres acuden a estos porque no tienen otra alternativa. La socialista también arremetió contra la privatización de los centros de Valencia (84 millones) Alicante (57) y Castellón (53), "lo que supone un sustancioso negocio para las empresas amigas de [Eduardo] Zaplana". Y alertó de que el Plan de Igualdad de Oportunidades -"papel mojado", dijo- sigue sin contar con consignación presupuestaria.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS