Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TECNOLOGÍA- COMUNICACIONES

Periodistas y soldados bien conectados

El momento, dentro de unos 10 años. El lugar, una redacción con mucho jaleo. Las circunstancias, ha explotado una bomba, quizás. Un reportero coge un bloc, una grabadora y algo más: una estación móvil de trabajo que incluye equipos para permitir al usuario el acceso a Internet, recibir información de sus jefes y entrar en una base de datos con información sobre el ambiente en que se encuentra. Incluye gafas con pantallas de cristal líquido, un pequeño modem inalámbrico de alta velocidad y el acceso a un sistema de posicionamiento por satélite (gps) que proporciona la situación con un error de centímetros. Se trata de una visión del futuro que un grupo de la Universidad de Columbia, liderado por John Pavlik y Steven Steiner, está tratando de llevar a la realidad, con 17 millones de pesetas anuales proporcionados por la Oficina de Investigación Naval y la Iniciativa para la Teleinmersión, una organización que fomenta el uso de la tecnología. Funciona interactivamente y en el futuro una cámara en miniatura permitirá transmitir imágenes a la base. Según Pavlik, cuando se consiga miniaturizarla y bajar mucho su precio, la estación de trabajo permitirá a los periodistas contactar con expertos y editores durante la elaboración de la información, lo que aumentará el rigor conseguido, y también la comprarán los viajeros para manejarse por las ciudades.

Sin embargo, la Oficina de Investigación Naval le tiene reservado un uso distinto, el de proporcionar información a los soldados en el campo de batalla. Larry Rosenblum, de los Laboratorios Navales, dice: "Queremos darle al marine un interfaz natural sin teclear un ordenador".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de febrero de 1999