_
_
_
_

La Generalitat concede cursos de inserción laboral a 50 institutos

La Generalitat ha cedido por fin a las exigencias de la comunidad educativa y ha concedido cursos de inserción laboral a 50 institutos públicos de secundaria que imparten Formación Profesional (FP). Según Enseñanza, un total de 1.500 jóvenes de entre 16 y 24 años que estén en paro podrán beneficiarse del programa Trabajamos para la formación. Los alumnos realizarán un curso de formación ocupacional que incluye un contrato laboral de seis meses remunerado y con derecho a subsidio de desempleo. Hasta el momento, la mayoría de estos cursos se impartían en centros municipales. Los jóvenes que se inscriban en este programa podrán elegir entre seis cursos: carpintero, jardinero, lampista, obrero de la construcción, pintor y cerrajero. Cada curso, que se realizará de febrero a diciembre, se dividirá en cinco meses de formación teórica y seis más de contratación laboral en algún centro público. En esta última etapa, el alumno percibirá un salario mensual de 60.000 pesetas por la realización de tareas de mantenimiento de los equipamientos de institutos. Joan Carles Gallego, de CC OO, puntualiza que el trabajo de los jóvenes no debe comportar una reducción de los gastos de mantenimiento de los centros. Sindicatos y alumnos critican la partida del presupuesto de 1999 destinada al funcionamiento de centros públicos, que sólo ha aumentado el 0,4% respecto a 1998. Mejorar los institutos Los sindicatos consideran positiva la concesión de los cursos a los institutos. "Era una vieja demanda que en los centros donde se imparte FP también se pudieran realizar cursos de formación ocupacional. Esto mejorará la calidad de estos centros", indica Gallego. Pero los sindicatos critican la falta de transparencia con que la que Enseñanza ha llevado a cabo el proyecto. Según Gallego, hasta el momento las políticas de creación de empleo siempre habían buscado el consenso con los agentes sociales. Otro punto polémico es el tipo de profesorado al que se asignarán estos cursos. Según Enseñanza, una parte de ellos serán impartidos por el profesorado de FP de los institutos. CC OO y USTEC-STES advierten a Enseñanza de que la finalidad de estos cursos debe ser también crear más empleo entre los profesores. "No permitiremos que se hagan horas extraordinarias", insiste Gallego. Y también reclaman que los contratos de los profesores no sean precarios. El programa tiene un presupuesto de 1.500 millones de pesetas, que en función de la demanda puede ampliarse hasta 2.000 millones. Está promovido por el Departamento de Trabajo, con el apoyo del Fondo Social Europeo, y gestionado por Enseñanza. USTEC-STES, aunque valora la concesión de este dinero a los institutos, entiende que "sigue existiendo un desequilibrio con lo que reciben determinadas academias privadas, algunas vinculadas a militantes de UDC".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_