Rajoy releva en bloque a los altos cargos de Educación y Deportes

El ministro de Educación, Mariano Rajoy, ha preparado una reestructuración a fondo de su departamento de la que sólo se salva, si no hay cambios de última hora, Miguel Ángel Cortés, secretario de Estado de Cultura. El Consejo de Ministros aprobará hoy la unificación de las áreas de Educación (no universitaria) y de Universidades e Investigación en una sola Secretaría de Estado, a cargo de Jorge Fernández Díaz. El secretario de Estado para el Deporte será Francisco Villar García-Moreno, que sustituirá a Santiago Fisas, nuevo candidato del PP a la alcaldía de Barcelona.

El cambio inicialmente preparado por Mariano Rajoy y sus colaboradores sólo ha tropezado con un obstáculo: el relevo de Miguel Ángel Cortés al frente de Cultura. La ministra saliente, Esperanza Aguirre, cuyas relaciones con su secretario de Estado eran muy malas, recomendó vivamente a su sucesor que se desprendiera de él. Las dudas sobre la continuidad de Cortés, que tiene hilo directo con el presidente del Gobierno, José María Aznar, provocaron la incertidumbre sobre los destinos de Jorge Fernández y Francisco Villar, los secretarios de Estado que han trabajado con Rajoy en Administraciones Territoriales y Administración Pública respectivamente. A ello se añadió una sorda pugna entre ambos para quedarse con Educación y no con Deportes.El equipo del nuevo ministro no se ha marcado aún ninguna línea de actuación, pero, a falta de los últimos retoques, el reparto de puestos establecido anoche quedará así: Jorge Fernández, ingeniero industrial de 48 años, nuevo secretario de Estado de Educación, Universidades, Investigación y Desarrollo; Francisco Villar, médico de 50 años, secretario de Estado para el Deporte, y Miguel Ángel Cortés, de 39, secretario de Estado de Cultura. La nueva subsecretaria de Educación será la médica Ana María Pastor, hasta ahora directora general de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE). Rajoy seguirá teniendo como jefe de gabinete a Francisco Marhuenda.

El malestar y la tensión eran palpables ayer entre los colaboradores de Aguirre, que pasaron la jornada desinformados y esperando a que les fueran comunicadas las decisiones del ministro, lo que sucedió a última hora, cuando Rajoy regresó de Barcelona, donde acompañó a los Reyes.

Desembarco de otro partido

Fuentes del departamento llegaron a afirmar que aquello parecía el "desembarco de otro partido" y que Rajoy estaba "barriendo del ministerio todo lo que oliera a Aguirre".Los altos cargos que abandonan Educación son el secretario de Estado de Universidades, Manuel Jesús González; el secretario de Estado para el Deporte, Santiago Fisas; el secretario general de Educación, Francisco López Rupérez (que aún no tiene sustituto), y el subsecretario de Educación, Ignacio González, cuyo eventual pase a la subsecretaría o a una Secretaría de Estado en el Ministerio de Administraciones Públicas se decidirá hoy. El nuevo titular de ese departamento, Ángel Acebes, ha elegido ya a Francisco Camps, consejero de Educación de la Comunidad Valenciana, de 36 años, como secretario de Estado de Administraciones Territoriales.

También dejarán el cargo Tomás García-Cuenca, director general de Enseñanza Superior, y Rafael Anes, secretario general del Consejo de Universidades. Aguirre se lleva al Senado a su jefe de gabinete, Javier Fernández-Lasquetty, y a su jefe de prensa, Manuel Soriano.

En el ámbito del deporte se habían producido desde el martes movimientos para apoyar la continuidad de Fisas por parte de federaciones, dirigentes e instituciones. Alguna fue tan significativa como la del presidente del Comité Olímpico Español, Alfredo Goyeneche, que pidió su continuidad.

Fisas pasará a la historia como el secretario de Estado más efímero de la democracia, puesto que fue nombrado en julio. Rajoy le convocó el miércoles por la noche y le comunicó que no contaba con él, pero no le desveló el nombre de su sustituto, Villar, aun cuando su nombre se había difundido por diversos medios de comunicación.

Se arbitró una salida airosa: que Fisas reconociera que deja el puesto para presentarse a la alcaldía de Barcelona. Fisas abandonó la reunión muy afectado. La entrada de Villar puede llevar emparejada la de Rafael Catalá Polo, que ocupaba la Dirección General de la Función Pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de enero de 1999.

Lo más visto en...

Top 50