Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pobres, extranjeros y desasistidos

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ilustra con un escalofriante caso (del que ha retirado cualquier dato identificativo) su escrito de reclamación contra el Instituto Nacional de la Salud.Se trata de un niño, con residencia en Madrid, que carece de los beneficios de la Seguridad Social porque ni él ni sus padres poseen la nacionalidad española. Para su desgracia tampoco están adscritos a ninguna mutualidad ni, como recuerda el fiscal de Menores, disponen de dinero para acceder a la medicina privada. Es decir, son pobres, extranjeros y desasistidos.

El pequeño ha enfermado y necesita por ello de asistencia sanitaria continuada. Pero esta atención médica, denuncia el fiscal, no se le viene prestando por el Insalud ya que carece de Seguridad Social. El resultado es que ahora la vida del pequeño corre un "grave riesgo". Y no parece que sea por una casualidad. La Fiscalía del Tribunal Superior mantiene que al crío no se le da acceso a la consulta de medicina general y que se le deniegan también las atenciones preventivas y paliativas, así como la medicina especializada, el internamiento quirúrgico, la medicina de urgencia, el tratamiento y estancia en centros sanitarios y hasta las prestaciones farmacéuticas. Prácticamente toda la red sanitaria.

Éste el caso que sustenta el escrito de reclamación ante el Insalud. Pero, como recordó ayer el fiscal jefe de Madrid, Mariano Fernández Bermejo, ahora mismo y sólo en Madrid hay otros 11 niños enfermos sometidos a la misma discriminación. Una situación que sorprendió al propio defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Javier Urra: "Habíamos tenido noticias, pero muy genéricas, de casos de desatención, pero nunca nada tan concreto como parece tener la fiscalía. Esto es muy grave".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de enero de 1999