Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

El nido de Jesús Gil

(...) Jesús Gil, el alcalde conservador y populista de la ciudad costera andaluza de Marbella, volvió a visitar la cárcel la semana pasada. Gil está acusado de utilizar fondos de la hacienda municipal para su equipo de fútbol, el Atlético de Madrid, que poco tiene que ver con Marbella. Y las acusaciones forman parte de una investigación más amplia contra el fraude, que podría descubrir no pocas irregularidades financieras en los entresijos de la ostentosa Costa del Sol. Desde que accedió a la alcaldía en 1991, Jesús Gil ha llevado a cabo numerosos proyectos de desarrollo y ha devuelto a la ciudad algo de su encanto perdido. A la mayoría de los marbellíes no les han preocupado sus métodos de mano dura, mientras las calles estuviesen limpias y fuesen seguras para los turistas. Quizá ahora se cuestionen el volver a apoyarlo. (...) Las acciones emprendidas contra él no obedecen únicamente a un celo de limpieza. (...) Gil tiene también ambiciones políticas. No faltan políticos, incluso en Madrid, que creen que su base marbellí puede habérsele quedado pequeña. No contento con hacer del Ayuntamiento de Marbella su feudo, Gil ha extendido su poder a la vecina Estepona, donde su hijo ocupa la alcaldía. Recientemente, ha anunciado candidaturas para Gibraltar (sin importarle que sea británica) y para Ceuta y Melilla, los enclaves españoles en el norte de Arica.

Socialistas y conservadores locales han hecho saber a los jefazos de Madrid que ya era hora de frenar a Gil. Y los jueces de Marbella no han tardado en ponerse manos a la obra. (...)

, 16 de enero

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de enero de 1999