Los combates entre las FARC y los paramilitares dejan decenas de civiles muertos en Colombia

, Sigue siendo una incógnita la posible muerte del líder paramilitar colombiano Carlos Castaño. Lo que sí está claro es que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y las Autodefensas Unidas de Colombia se han enfrentado en la selva del Paramillo, departamento de Córdoba; que al municipio de Tierra Alta llegaron ayer siete cadáveres de civiles, entre ellos tres niños, y que las autoridades hablan de, al menos, 70 muertos entre civiles y combatientes. A pesar de ello, el día 7 de enero comenzarán las negociaciones entre las FARC y el Gobierno.

Vientos encontrados de paz y de guerra soplan en Colombia. Mientras en las selvas del sur del país, en el municipio de San Vicente del Caguán, Gobierno y guerrilla (FARC) afinan los últimos detalles para el histórico encuentro del 7 de enero, en el norteño Nudo de Paramillo, guerrilla y paramilitares libraron el lunes cruentos combates con decenas de muertos y centenares de desplazados.En Tierra Alta, cabecera de la comarca, se recibieron ayer los primeros cadáveres de campesinos víctimas del fuego cruzado en las comunidades de El Diamante y El Espino. Entre los civiles muertos se contaban tres niños, dos mujeres y dos hombres; sin embargo, las autoridades civiles de la zona piensan que el número total de víctimas mortales puede llegar a 70. Los campesinos que han escapado de las balas huyen ahora de la zona. Con la incertidumbre del no retorno, unos 300 supervivientes salieron de las ocho localidades escenario de los combates hacia Tierra Alta.

El Ejército asegura que la única responsabilidad es de la guerrilla. "No hay vestigios de una confrontación entre ambas partes", dijo ayer el general Víctor Álvarez, contradiciendo las declaraciones que hiciera el martes Fernando Tapias, comandante de las Fuerzas Armadas, que reconoció el choque entre guerrilla y paramilitares.

Los paramilitares, por su parte, informaron ayer de que Carlos Castaño, su máximo dirigente, está vivo "y dirige las operaciones contra los insurgentes". Santander Lozada, colaborador de Castaño, retó ayer a las FARC a que muestren el cadáver que dicen tener en su poder. Lo que sí confirma el Ejército es que el cuartel general de Castaño en Paramillo ha sido destruido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de diciembre de 1998.

Lo más visto en...

Top 50