Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caja San Fernando expone en Cádiz las mejores obras de su concurso de fotografía

La Caja San Fernando abrió las puertas de sus archivos y presentó esta semana, en su sala de exposiciones de Cádiz, una colección de 57 obras seleccionadas entre las casi 500 (216 en la modalidad de blanco y negro y 279 en la de color) que concurrieron a la décima edición del Concurso Nacional de Fotografía, organizado por la entidad. Entre todas estas obras fotográficas destacan especialmente los trabajos ganadores de ambas distinciones, firmados por los sevillanos Josefa Hurtado Peña y José Carreras Correa, respectivamente. El pasado mes de octubre, un jurado, compuesto por Luis Ortiz, Miguel Rosado y Luis Becerra, se encargó de valorar las obras presentadas y señalar por unanimidad las mejores, una tarea doblemente complicada si se tiene en cuenta la cantidad, calidad y heterogeneidad de estilo de las concursantes. Muestra heterogénea De los collages habaneros de Juan F. Hebles o las figuras especulares de Francisco Candel a las lánguidas vegetaciones de Juan Pedro Garcés, pasando por los retratos de Josefa Hurtado, las siluetas informalistas de Antonio Álvarez Gordillo o los minuciosos detalles del propio Carreras, la muestra deja constancia de que la fotografía actual no se haya sometida a la hegemonía de una corriente estética, y de que son tantos los temas de inspiración como profesionales del objetivo hay. La exposición permanecerá abierta al público hasta el próximo día 30 de diciembre. La presente edición del Concurso Nacional de Fotografía que organiza anualmente la Caja San Fernando ha vuelto a poner de relieve el alto nivel del que goza esta disciplina artística en España. Tal y como lo confirman el creciente interés de la crítica y las galerías por el trabajo que se viene desarrollando en este campo artístico a lo largo de los últimos años a lo largo y ancho de la geografía española. La fotografía y los artistas dedicados a ella tiene cada vez más posibilidades de acceder a espacios expositivos y, por ende, de que sus obras puedan llegar al público con mayor facilidad y asiduidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de diciembre de 1998