Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santamaría revela sus sentimientos a través de paisajes de Andalucía

El pintor Luis Felipe Santamaría (Madrid, 1947) ha elegido paisajes de distintos puntos de la geografía andaluza, como Aroche (Huelva), Baena (Córdoba) o Salobreña (Granada), para plasmar sus estados de ánimo a través del color. El artista presenta en Paisajes del alma, la muestra que podrá verse en la sala Oriente de la Caja de San Fernando de Sevilla hasta el 23 de diciembre, 25 obras con una pincelada gruesa y un estilo lleno de referencias al impresionismo y el expresionismo. Santamaría, afincado en Sevilla desde finales de la década de los ochenta, cultiva el paisaje y los bodegones, pero dota a los protagonistas de sus cuadros de cualidades casi humanas. "Los árboles son como las personas y se expresan como ellas. La forma, el volumen y el color son reflejos de un estado de ánimo", explica el artista. "Andalucía me atrae mucho por la variedad de su paisaje y la luz tan especial. Para mí el color es muy importante", añade. Paisajes del alma, la primera muestra individual que el artista presenta en Sevilla, reúne óleos, plumillas y dibujos realizados en el último año. Santamaría, que expone desde 1968 sobre todo en Madrid, ha prestado también atención a la figura y tiene una serie, que no ha mostrado nunca en público, sobre personajes que viven en la marginalidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de diciembre de 1998