Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España fuerza a Austria a retirar su plan de financiación de la UE

España obligó ayer a Austria a retirar el documento sobre la futura financiación de la Unión Europea (UE) que había elaborado para debatir en la cumbre de Viena del próximo fin de semana y que ponía en cuestión las transferencias de fondos hacia Madrid. Es un triunfo parcial de la diplomacia española, pero la polémica puede reproducirse en la capital austriaca dentro de tres días. El centro de la batalla financiera consiste en el mantenimiento o no del Fondo de Cohesión durante el periodo 2000-2006. España percibiría por este concepto un cuarto de billón de pesetas al año.

El ministro de Asuntos Exteriores, Abel Matutes, fue rotundo ante sus colegas de la Unión y amenazó con vetar las conclusiones de la próxima cumbre comunitaria si se mantenía el documento. Matutes llegó a tildar a la presidencia austriaca de "ineficaz", a sus representantes, de "bisoños y parciales", y el documento elaborado, de "inadmisible, insólito e inútil". La principal acusación española es que el texto ignora que los Quince reconocen la Agenda 2000 como único documento válido para la negociación de la futura financiación de la Unión Europea. La Agenda 2000 garantiza a España transferencias anuales en torno a un billón de pesetas, repartidos en varios fondos; entre ellos, el de cohesión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de diciembre de 1998

Más información

  • Matutes calificó el documento de "inadmisible, insólito e inútil"