Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Archivado definitivamente el "caso Casinos" tras nueve años de litigio

El llamado caso Casinos, referido a la supuesta financiación irregular de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), quedó definitivamente cerrado ayer, cuando están a punto de cumplirse nueve años desde que, en enero de 1990, Jaime Sentís, director financiero de Casinos, presentó una denuncia en la que acusaba al presidente de la sociedad, Artur Suqué, de desviar más de tres mil millones de pesetas de la empresa, 1.000 de los cuales fueron a financiar al partido nacionalista

El archivo definitivo se produjo a raíz de que la Sección Décima de la Audiencia de Barcelona comunicase ayer que rechazaba por "intempestivo" el último recurso, presentado por Sentís, que podía reabrir el caso . El titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Barcelona, Ramon Gomis, estuvo siete años y medio tramitando la causa y el 30 de junio de 1997 acordó su archivo. Esa resolución anunciaba, por equivocación, que se podía recurrir en el plazo de cinco días, cuando en realidad el plazo es de tres. Sentís recurrió al cabo de cuatro días y el juez denegó la reapertura de la causa. Ahora la Audiencia se ha expresado en iguales términos. Esa resolución, de la que ha sido ponente el magistrado Miguel Ángel Gimeno, reconoce que el juez de instrucción "erró en su información", pero precisa que eso "no ha causado ninguna indefensión a la parte y mucho menos la ha inducido a equivocación". La fiscalía también recurrió contra el archivo del caso, pero lo hizo fuera de plazo, algo muy poco frecuente en el ministerio público. El abogado Miguel Capuz, del despacho Piqué Vidal y defensor de un imputado, advirtió de ese detalle y sus argumentos fueron tenidos en cuenta. En el auto de archivo del juez instructor, de apenas cuatro páginas, el magistrado admitía que CDC se había financiado con dinero de Casinos, pero precisaba que no hubo delito, aun cuando él mismo reconocía que las justificaciones de las salidas de dinero se realizaron con facturas calificadas de "mendaces". Sentís aseguraba en la denuncia que las facturas falsas giradas por Casinos se justificaron por supuestas inserciones publicitarias en diversos medios de comunicación. Del mismo modo, el juez precisaba en su auto de archivo que quedaba fuera de su competencia "el juicio de moralidad o valoración política que merecen las aportaciones de fondos" a partidos que se realizan al margen de la ley de financiación de partidos políticos y recordaba que en el caso Filesa el Tribunal Supremo sentenció que no existía el delito de financiación ilegal. Basándose en esos argumentos, José Manuel Novoa, que fue gerente de El Correo Catalán y que en la tramitación de este proceso empezó como imputado y ha acabado intentando ejercer de acusador particular, reclamó del Tribunal de Cuentas que sancionase a CDC por esta financiación ilegal. Esa petición fue trasladada a la fiscalía, que tardó más de un año en informar, según fuentes del propio organismo. Hace unos días el fiscal informó de que las cuentas de CDC no eran motivo de sanción y así lo acordó el Tribunal de Cuentas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de diciembre de 1998

Más información

  • La Audiencia de Barcelona rechaza el último recurso del denunciante