Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los morosos deben a las comunidades 1.300 millones

La futura Ley de Propiedad Horizontal, que el pasado martes pasó el filtro de la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, permitirá recuperar buena parte de los 1.300 millones de pesetas que adeudan los morosos en las comunidades de vecinos del País Vasco. La amenaza del embargo y la aplicación de juicios rápidos ha despertado el optimismo entre los gestores de las fincas, si bien estos piden a los jueces que unifiquen sus criterios para conseguir una ley efectiva. Sólo una mínima parte de los casos de morosidad se denuncian ahora ante los tribunales. La ley se aprobará, previsiblemente, durante el primer trimestre de 1999 (ver EL PAÍS del 11 de noviembre). Sustituirá a la actual, promulgada en 1960, y pretende solucionar los conflictos cotidianos entre vecinos de un mismo inmueble: la morosidad, los ruidos reiterados, la falta de un fondo común, el sistema de unanimidad en las votaciones, la ausencia de un presidente de la comunidad... Por primera vez en el Congreso, una ley sale adelante gracias a la iniciativa ciudadana, al reunirse 832.000 firmas, de ellas casi 30.000 procedían del País Vasco. La morosidad es, sin duda, el capítulo estelar de la ley. PASA A LA PÁGINA 3

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de noviembre de 1998