Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO PINOCHET'

El Reino Unido niega un acuerdo político con Chile para poner en libertad a Pinochet

El Gobierno británico desmintió enfáticamente ayer versiones periodísticas acerca de una supuesta componenda política entre Londres y Santiago que supondría el colapso de la demanda legal española de extradición y el retorno del ex dictador Augusto Pinochet a su patria para comparecer ante la justicia. "No hay tal", aseguró un portavoz del Gobierno británico consultado sobre informes en dos semanarios londinenses que aseguraron que los Gobiernos de Chile y el Reino Unido habrían llegado a un acuerdo para que Pinochet abandone la clínica donde se recupera de una operación de hernia discal.

El propio ministro chileno de exteriores, José Miguel Insulza, que ha llegado hasta Londres para tratar de impulsar una solución a la crisis diplomática y legal que afecta a las relaciones entre Chile y el Reino Unido desde hace más de un mes, se encargó de aclarar que no hay negociaciones en curso que podrían librar a Pinochet de su extradición a España para comparecer ante la justicia por los delitos de genocidio, tortura y desaparición de opositores cometidos a partir del régimen que impuso con el golpe de 1973. "No puedo decir que hay negociaciones o pactos. De hecho, no hay negociaciones para que nos lo devuelvan a Chile a fin de que sea juzgado allí", declaró el ministro chileno a la BBC.Todo ello coincidía perfectamente con lo que un funcionario del Gobierno laborista de Tony Blair había declarado anteriormente. "No hay cambio alguno en nuestra posición", dijo. Jack Straw, el ministro del Interior en cuyas manos está el destino de Pinochet, "tomará una decisión cuasijudicial sobre la petición de extradición a España. Straw lo ha sostenido desde un principio. No se trata de una decisión política".

Straw ha solicitado más tiempo para pronunciarse sobre si el Gobierno acepta el veredicto de la Cámara de los Lores, en el que se rechaza el argumento de que la detención del ex dictador es ilegal ya que gozaba de inmunidad diplomática. El 11 de diciembre se conocerá su decisión pero ello no quiere decir que tenga que ser aplicada inmediatamente. Los defensores de Pinochet están planeando una larga batalla legal. La estrategia es ganar tiempo. La táctica consiste en invocar razones humanitarias para el enfermo general de 83 años y, más discretamente, implorar compasión para evitar que el ex dictador y senador vitalicio de Chile se muera en condición de preso.

Franca recuperación

Según fuentes próximas al general, la salud de éste ha ido en franca recuperación. Razón para permanecer bajo constante cuidado médico no existe. Su traslado desde la famosa clínica psiquiátrica a un lugar menos visible y más decoroso mientras duren los trámites judiciales se torna, por lo tanto, un imperativo para su familia y seguidores derechistas. Entre los lugares que, según fuentes bien informadas, se barajaban anoche como posibles opciones, estaban: un chalé no lejos de los acantilados de Dover hasta un hotel próximo al aeropuerto de Heathrow donde permanecería bajo detención policial.En sus declaraciones a la BBC, Insulza insistió en que el mejor lugar para enjuiciar a Pinochet es Chile. "Creo que en España, en Inglaterra o en otro lugar sólo se conseguiría una justicia simbólica ya que no se podría investigar realmente lo que ocurrió en Chile".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de noviembre de 1998

Más información

  • La salud del general ha mejorado notablemente y podría ser dado de alta muy pronto