Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ingresos hospitalarios por anorexia y bulimia se han triplicado en 10 años

Sanidad prepara un mapa sobre esas dolencias

Los trastornos de la alimentación preocupan a la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales. La Dirección General de Sanidad ha puesto en marcha un estudio para conocer la incidencia en la región de dolencias como la anorexia y la bulimia. Los ingresos hospitalarios por estas dos enfermedades, que se abordan desde la consejería como patologías psíquicas, se han triplicado en 10 años.

El culto a la extrema delgadez está pasando una factura demasiado cara a las nuevas generaciones: los ingresos en los hospitales de la región a causa de los trastornos de la alimentación (anorexia y bulimia) se han triplicado entre 1986 y 1996. El primero de esos años fueron 70 las personas con problemas con la alimentación que necesitaron asistencia hospitalaria; en 1996 se elevaron a 230. Estos datos han llevado al Gobierno regional a poner en marcha un estudio del que salga un mapa con la incidencia de esas patologías en la Comunidad.La bulimia y la anorexia, que se desarrollan en el caldo de cultivo de la adolescencia, afectan aproximadamente a uno de cada 100.000 habitantes, según los datos que manejan los especialistas. Partiendo de esa cifra, Antonio Barba, director general de Sanidad, justifica la realización del estudio en el "importante incremento detectado en su prevalencia entre los jóvenes, 20 a 30 de cada 1.000".

"Estaríamos hablando del 2%, aunque hay que matizar que en esta patología lo que no hay son estadísticas fiables. Los datos son estimaciones que se hacen a partir de los ingresos hospitalarios y en las asociaciones", dice por su parte Felipe Vilas, director general de Prevención y Promoción de la Salud. Aún asi, Vilas considera la situación "grave".

El estudio que está realizando Sanidad se dirige específicamente a la población joven. El trabajo de campo, iniciado en octubre pasado, se está realizando con grupos de escolares que tienen entre 13 y 17 años.

Antonio Barba asegura que el aumento registrado en los ingresos hospitalarios "se debe no sólo a que la enfermedad esté en una fase epidémica", si no también a la suma de otros factores como que "la población tiene más conciencia, más educación sanitaria, y los profesionales la detectan mejor y la diagnostican y tratan más".

Tanto la anorexia como la bulimia son ocasionadas por trastornos de la conducta alimentaria que tienen siempre un origen psíquico. "La relevancia sociosanitaria que ha adquirido el debate de esas dolencias se debe tanto a la gravedad que adquieren en algunos casos, y a su complejidad y dificultad en el diagnóstico y tratamiento", dice el director general de Sanidad.

Desde el punto de vista asistencial, Sanidad afronta la anorexia como una enfermedad psíquica que requiere de un tratamiento multidisciplinar. Todos los hospitales de referencia de Madrid están en disposición de atender a estos pacientes. Además, la consejería estudia abrir un hospital de día en el Gregorio Marañón y el próximo año comenzará a funcionar una unidad de adolescencia en el hospital Clínico para tratar tanto la anorexia y la bulimia como otras enfermedades psíquicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de noviembre de 1998