Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 'cibernauta' asalta la supremacía de Bill Gates

Bill Clinton, un genio a la hora de descubrir nuevos valores, no esperó a que America Online (AOL) comprara Netscape y se asociara con Sun Microsystems para exhibirse al lado de Steve Case. Ya el pasado año, Clinton invitó a bombo y platillo a la Casa Blanca al patrón de AOL. El presidente de la primera potencia del planeta y el presidente del primer proveedor mundial de acceso a Internet hablaron largo y tendido sobre cómo conseguir que la red sea cada vez más "amistosa para las familias", una manera de decir que no exhiba de manera obvia contenidos violentos o pornográficos.Si AOL contaba ya con 14 millones de suscriptores gracias a la facilidad de su instalación y manejo, la operación recién culminada -la compra de Netscape por parte de AOL por más de 600.000 millones de pesetas- convierte a esta última empresa en la reina indiscutible de Internet. Y a Case en el equivalente en este final de siglo de lo que fue Bill Gates hace una década: el meteoro en ascenso de los negocios asociados a la tecnología de vanguardia.

Pero Case, de 40 años, es más que eso; también es el hermano mayor de toda una generación de genios que se han hecho multimillonarios gracias a Internet. Buena parte del renacimiento del poderío norteamericano en la década de los noventa se debe a gente como Case, que, siguiendo las huellas de Gates, empezaron de la nada, con un ordenador, una línea de teléfono y una imaginación apasionada puesta al servicio de lo que intuyeron iba a ser el siglo XXI. En su edición de octubre, Vanity Fair ya colocó a Case en el puesto número siete de su lista de los 50 grandes protagonistas del fin de siglo estadounidense. Los 14 millones de suscriptores de AOL superan al total de los lectores de los 15 principales diarios norteamericanos.

El pasado junio, Michel Armstrong, el presidente del gigante telefónico AT&T, intentó adquirir AOL, que tiene su cuartel general en Dulles (Virginia), a unos 40 minutos en coche de Washington. Case dijo nones a una oferta de miles de millones de dólares. Tras haber sufrido muchas burlas por la sencillez de AOL, Case, que ya se había tragado a su rival Compuserve, quería disfrutar hasta el final de su triunfo. Hoy, AOL es tan popular en EE UU que dentro de unos días se estrenará You´ve got mail, una película que le rinde homenaje y en la que los personajes interpretados por Tom Hanks y Meg Ryan se conocen en el ciberespacio.

"No haber comprado AOL cuando era una empresa pequeña es uno de los mayores errores de mi vida", confiesa Bill Gates. El patrón de Microsoft termina el siglo como el hombre más rico del mundo, pero también afrontando un juicio por presuntas prácticas monopolísticas y contemplando cómo acortan distancias los flamantes multimillonarios del Internet, aquellos que a diferencia del propio Gates comprendieron de inmediato las potencialidades del nuevo medio de comunicación.

Nacido en Honolulú, hijo de un abogado de empresa y una profesora, Case, muy al estilo norteamericano, ganó sus primeros dólares vendiendo zumos de frutas y repartiendo periódicos en su barrio. Tras licenciarse en Ciencias Políticas, trabajó en Pizza Hut y luego en una empresa de videojuegos para ordenadores que terminó por convertirse en AOL. El pasado julio, se casó con Jean Villanueva, ex jefa de prensa de AOL, en una ceremonia a la que sólo fueron invitados los cinco hijos que los dos aportaban de anteriores matrimonios.

Case, que de joven tocó en grupos de rock new wave, tiene una fortuna personal calculada en 540 millones de dólares, según Forbes, y hoy día es el rey del ciberespacio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1998

Más información

  • STEVE CASE: PRESIDENTE DE AOL