Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Cooperación

El 0,7 está presionando a los políticos y a los gestores de la cooperación porque es vital mejorarla y aumentarla mucho en un santiamén. Pero se nos han asfixiado los gestores de la cooperación pública, los responsables de la AECI (Agencia Española de Cooperación Internacional). Les urgimos a que aumenten un 400% en unos años para llegar al necesario 0,7. Eso les horroriza. Meterles mayores presupuestos es como meterles un gol. ¿Por qué? Ven que, tal como está estructurada la AECI, es imposible. Cada peseta de más para los pobres la tienen que llevar casi a mano. Pasa la página siguiente Viene de la página anterior Están inmovilizados en silla de ruedas por el sistema de administración al uso, dada la compleja diversidad de sus tareas.Sufren hasta para enviar a donde urge, por ejemplo, dos ambulancias. Es atormentarles intentar añadirles un programa serio para erradicar la pobreza.

Sueñan desde su silla con un motor agresivo a favor de los pobres porque tienen proyectos a mano útiles, eficaces, controlables como para tres veces más de presupuesto.

¿Solución? La nueva ley dice que se cree un nuevo estatuto para la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI).

En ese estatuto está la clave. No es difícil encontrar el estatuto válido, que les permita trabajar bien y con ritmo, sin trabas asfixiantes. Existe.

Debe ser un estatuto básicamente como el de Televisión Española.

Pero el Gobierno no osa aceptarlo por los muchos que presionan en contra, por sus miopes intereses casi personales para que no se haga.- Vocal en el Consejo de Cooperación por el 0,7.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de noviembre de 1998