Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La FNAC se pone como objetivo vender dos millones de libros y tres de discos

Un lugar privilegiado, moqueta de calidad, luces integradas, espacios amplios, rutilantes expositores, calidez ambiental, un entorno de lujo en suma... Todo es poco para vender mucho. Y a eso, a vender mucho, ofreciendo la mayor comodidad y satisfacción posibles al cliente, aspira la FNAC Triangle, la segunda tienda de la cadena en Barcelona, la cuarta en España y la 64ª en el mundo, que abre sus puertas hoy en el nuevo complejo comercial de plaza de Catalunya. La nueva FNAC proyecta vender más de un millón de libros al año, de forma que, sumándolos a los que se venden ya en el establecimiento de L"Illa, se alcancen los dos millones. En el caso de los discos, el objetivo es de tres millones de ventas al año.

La nueva FNAC, inaugurada anoche con una fiesta en la que se ofrecieron diversas actuaciones musicales, ocupa 7.000 metros cuadrados y es el centro comercial dedicado en exclusiva a la venta de productos culturales más grande de toda España. Su modo de hacer se basa en los conceptos que han hecho prosperar a la cadena francesa: garantía de venta al precio más bajo (5% de descuento en libros, el máximo legal), amplitud y calidad de la oferta, y buen servicio. El centro tiene 200 empleados. La FNAC Triangle tiene tres plantas: en la baja, a nivel de la calle (entrada por la plaza de Catalunya esquina Bergara) se encuentra un amplio vestíbulo en el que se distribuyen el espacio dedicado a prensa, con unas 2.000 publicaciones, una cafetería, un mostrador de información y de venta de entradas para acontecimientos culturales, un pequeño auditorio y una galería fotográfica. En la primera planta se despliega la gran oferta tecnológica: software -con más de 5.000 unidades y 30 puntos multimedia de demostración-, vídeo -más de 15.000 títulos, incluidas cintas en versión original-, televisión, cadenas musicales, telefonía, informática... Según explicó ayer, durante una visita a las instalaciones, su director, Miguel Barroso, la nueva FNAC quiere apostar muy decididamente por las nuevas tecnologías aplicadas al ocio cultural y en ese sentido señaló el espacio consagrado al multimedia y los más de mil títulos de DVD (el nuevo sistema de vídeo digital). La segunda planta acoge los libros -300.000 volúmenes, 117.000 títulos- y los discos -300.000 unidades-, que pueden oírse en alguno de los 150 puntos de escucha. Interrogado por la cuota de mercado a que aspira la FNAC en Barcelona, Barroso subrayó que el proyecto de la empresa no es arrebatar cuota a otros, sino "crear nuevo mercado". Barroso subrayó: "Si alguien se siente amenazado por la FNAC, se equivoca. Sabemos por experiencia que la apertura de una FNAC provoca un inmediato beneficio a los comerciantes de alrededor". No obstante, matizó que la apertura "servirá de estímulo para que comerciantes más tradicionales tomen el camino de la especialización". El director apuntó que no es casual que Barcelona sea la primera ciudad española en disponer de dos FNAC, sino que ello es resultado de su alto consumo cultural. "Deberemos contribuir a aumentar ese consumo", dijo. La FNAC Triangle venderá un 20% más que la de L"Illa, según Barroso. El reciente cierre de Virgin no quita el sueño a los responsables de la FNAC: "La culpa no fue de Barcelona, sino de Virgin. Hay mercado de sobra en la ciudad. En la FNAC de L"Illa la progresión comercial es la más rápida de la cadena". Barroso dijo que la FNAC se siente del lado de los libreros frente a las grandes superficies y que su empresa se considera plenamente librería. Destacó que más del 80% de sus ventas de libros es de fondo de catálogo y no de novedades, y explicó que en la FNAC se produce una rápida rotación de libros, con una permanencia máxima de un título de cuatro meses de media. El director de la FNAC Triangle se mostró contrario al precio único del libro. Señaló que hay títulos que se convierten en ventas masivas al aparecer en edición de bolsillo y puso este fenómeno como prueba de que el precio influye decisivamente en la lectura. "Hay un problema real con el precio del libro. Nos gustaría encontrar excepciones para poner el libro más al alcance de la gente joven, que encuentra barreras en su acceso a la cultura. La protección al sector no ha de significar que la juventud encuentre esa barrera del precio". El director general de la FNAC, Jean Paul Giraud, señaló la ventaja de la FNAC Triangle sobre la de L"Illa: la primera dispone de un espacio "con pantalla sobre la calle" (la de L"Illa está en un subterráneo) y destacó la atención que se ha prestado a la decoración y la comodidad del confort del público en la nueva tienda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 1998

Más información

  • La cadena abre hoy su segunda tienda en Barcelona, en El Triangle