Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La muerte de Rafael Alonso deja al cine sin un secundario mítico

El actor, fallecido a los 78 años, fue incinerado ayer en Madrid

El actor Rafael Alonso, uno de los grandes intérpretes españoles de reparto, que falleció a los 78 años en la noche del sábado tras una larga enfermedad, fue incinerado ayer en el crematorio de La Almudena, en Madrid. Alonso trabajó en numerosas obras teatrales y cinematográficas durante más de 50 años de carrera, y fue uno de los actores secundarios favoritos de directores como Bardem y Berlanga.

Sus últimas apariciones en televisión se produjeron en la serie Hostal Royal Manzanares, pero el actor, que había debutado en el teatro en 1940, representó el pasado año, en el cine, uno de sus papeles protagonistas bajo la dirección de José Luis Garci en el filme El abuelo, una de las películas que competirán por representar a España en la próxima edición de los Oscar de Hollywood.En todos estos años, Alonso, quien ya en 1963 había participado en más de 300 obras teatrales, interpretó los más diversos personajes en obras como En la ardiente oscuridad, de Buero Vallejo; La vida privada de mamá y Retrato de boda, de Alfonso Paso; Las entretenidas de Miguel Mihura; o Los misterios de la carne, de Alonso Millán.

En el cine comenzó con Una pareja feliz de Bardem y García Berlanga, en 1951, a la que siguieron cientos de películas, entre las que destacan Cómicos, también de Bardem (1953); Bienvenido míster Marshall, de Luis García Berlanga (1952); La escopeta nacional, del mismo director (1977) y La colmena, de Mario Camus.

Otros trabajos cinematográficos más recientes fueron Amanece que no es poco, de José Luis Cuerda (1988); Hamlet, de José Carlos Plaza, (1989) y La Orestiada (1990), del mismo director.

Entre sus últimas películas figuraron su regreso a la direccción de Luis García Berlanga en Todos a la cárcel (1993) y Al otro lado del túnel (1994), de Jaime de Armiñán. A finales de 1995 intervino en la última película de la realizadora Pilar Miró, El perro del hortelano.

Alonso consiguió diversos premios de interpretación durante su dilatada carrera, como el del Sindicato del Espectáculo, el del Círculo de Escritores Cinematográficos, el de la Crítica de Valladolid, la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes, el premio Pepe Isbert del Festival de Peñíscola y la Espiga del Festival Seminci de Valladolid 1994, año en el que fue homenajeado junto a otro mítico actor del cine español, Manuel Alexandre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de octubre de 1998