Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CUMBRE DE LA UE / Dos nuevos líderes para Europa

Nuevos aires económicos desde Roma y Bonn

Los nuevos socios del club, el alemán Gerhard Schröder y el italiano Massimo D´Alema, no defraudaron las expectativas. Pusieron su carne en el asador de una Europa más social y con una política económica -no sólo monetaria- más integrada.

"Ésta es una cumbre muy importante, porque se delinean grandes transformaciones para la Unión Europea, con las que estamos de acuerdo", dijo el primer ministro italiano Massimo D´Alema, que llegó apenas estrenado su Gobierno. El ex comunista D´Alema sentenció "Europa no es de los bancos, sino del pueblo y de los gobiernos" .

Schröder, que anunció el otorgamiento del título de Ciudadano europeo de honor a su antecesor, Helmut Kohl, abogó por dar prioridad a un "pacto europeo para el empleo" e hizo hincapié en la necesaria coordinación de políticas económicas nacionales.

También se dijo impresionado por el planteamiento de su colega británico, Toni Blair, sobre Defensa. De "nuevo e impresionante", lo calificó.

Blair flexibilizó la postura de su país en este asunto. Manteniendo la prioridad al papel de la OTAN, reclamó que los Quince inviertan más en el segmento avanzado de la industria armamentista (satélites y aviones de transporte), carencia de la UE que brinda en bandeja la primacía defensiva a los Estados Unidos. Y por vez primera se dijo abierto a la hipótesis de integrar a la UEO (Unión de Defensa Europea) en la UE, algo que los más europeístas propugnan sin éxito desde hace años.

Blair invitó a Schröder y a Aznar a una cumbre tripartita sobre economía el 2 de noviembre en Birmingham.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de octubre de 1998