Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

BENITO DE LA MORENA CIENTÍFICO "Hacen falta más investigadores"

FERNANDO ARNAIZ, Huelva Benito de la Morena, doctor en Ciencias Físicas, participó la pasada semana junto a medio centenar de expertos de 15 países de Europa en un congreso internacional sobre las mejoras en la calidad de la telecomunicación en la ionosfera, que tuvo lugar en la base de El Arenosillo, en Mazagón (Huelva), dependiente del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA). Este científico, jefe de la Estación de Sondeos Atmosféricos, ha hecho un serio llamamiento a las instituciones locales y Administraciones para que concedan becas de investigación para el estudio de, por ejemplo, la capa de ozono. Pregunta. ¿Cuáles son las principales conclusiones del congreso? Respuesta. El trabajo, que forma parte de un ambicioso proyecto aprobado por los consejos de ministros de más de 24 países de Europa, se centra en el estudio de los mapas ionosféricos para mejorar la calidad de las telecomunicaciones en la transmisión y recepción. Nosotros analizamos modelos de comportamiento de la ionosfera, situada entre los 60 y 400 kilómetros de altura, y sus posibles reacciones. P. ¿Cuál es el objetivo final de estas investigaciones? R. Nosotros pretendemos ofrecer un servicio de predicción ionosférica, estudiando su variabilidad y perfiles. Algo parecido a lo que supone la información meteorológica actual. P. Uno de los principales temores medioambientales es la destrucción de la capa de ozono. ¿Cuál es el papel que juega Andalucía en este tipo de investigación? R. La desaparición progresiva de la capa de ozono y la entrada de rayos ultravioletas a la atmósfera supone un tema muy serio. Desde la Consejería de Medio Ambiente hemos recibido apoyo económico para la adquisición de equipos de estudio, pero hacen falta más investigadores. P. ¿Cuáles deben ser las vías de ayuda a esa investigación? R. La colaboración no debe llegar sólo de las Administraciones -Junta y Gobierno central-, que ya ayudan en materia de inversiones para infraestructura y material. Desde las instituciones locales, como ayuntamientos y la Diputación provincial, se debe desviar más dinero para la formación de doctores a través de becas. Los proyectos de investigación en ciencias atmosféricas no están lo suficientemente subvencionados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998