Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ACB plantea trasladar el horno protegido de AHV para crear un parque temático

La Acería Compacta de Bizkaia (ACB) ha propuesto a la consejería de Cultura el traslado a Barakaldo del horno alto número 1 de Altos Hornos de Vizcaya (AHV), declarado monumento hace tres semanas, con el objetivo de crear un parque temático sobre la siderurgia. En las alegaciones presentadas por la decisión de Cultura, la ACB sostiene que el mantenimiento del horno en la cabecera de Sestao -como se prevé en el expediente de protección- afecta a sus planes de ampliación, al imposibilitar el acceso ferroviario e inutilizar 40.000 metros cuadrados. La consejería de Cultura declaró el pasado 16 de septiembre como área protegida una superficie de 2.800 metros cuadrados "en una zona marginal en la parcela de 400.000 metros cuadrados que constituye parte de las antiguas propiedades de Altos Hornos de Vizcaya de Sestao". El departamento justificó la decisión por seis criterios y consideró que no condiciona la actividad de la acería. En sus alegaciones, la ACB opina que el mantenimiento del horno protegido en Sestao no cumpliría el objetivo de ser visitado por el público, "debido a que se encuentra encajonado entre un talud y las instalaciones de ACB y rodeado por viales ferroviarios, lo que imposibilita su acceso al público". A su juicio, el traslado a la vega de Galindo, junto a la ría del Nervión -donde ahora se estudia la implantación de un parque temático educativo o recreativo- , serviría para habilitar una instalación "donde se recree el proceso siderúrgico". En el documento, la acería compacta enumera lo que califica de "graves afecciones", como los accesos ferroviarios o "el tapón que impide el uso de más de 40.000 metros cuadrados de superficie. Esto supone una drástica reducción del área de carga y almacenamiento de bobinas". Valora que se incumplen los compromisos sobre el desmantelamiento de las antiguas instalaciones de AHV y "no respeta la proposición no de ley aprobada por el Parlamento vasco, que recomendaba preservar algún elemento siempre y cuando no altere el proceso de construcción y trabajo futuro de la acería compacta". "No resulta razonable que la consejería de Cultura haya tomado esta decisión ahora, con todo el proyecto en pleno funcionamiento, cuando el cierre de AHV se conoce desde 1991". La Asociación vasca de defensa del patrimonio (Avpiop) también ha presentado alegaciones, en las que pide ampliar la protección al otro horno alto e instalaciones auxiliares, lo que supondría aumentar el área protegida en cerca de 1.400 metros cuadrados más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de octubre de 1998