La crisis rusa ha reducido la facturación y los pedidos del grupo Colomer en más de un 50%

VIENE DE LA PÁGINA 1 El motivo del ajuste laboral es la fuerte caída de las ventas en el mercado ruso debido a la crisis financiera. Fuentes sindicales admitieron que ha bajado la producción de pieles diaria del grupo Colomer, que facturó el año pasado 19.000 millones de pesetas. La disminución de ventas en el mercado ruso ha reducido a la mitad la facturación de Colomer, que exporta el 80% de su producción. La firma de Vic estudia la presentación de un expediente de regulación de plantilla que afectaría a unos 400 trabajadores del total de su plantilla, de 600 empleados, según fuentes del sector. En caso de adoptarse la medida, que debe ser aprobada por la Administración, tendrá una vigencia de seis meses, periodo durante el cual los salarios dependerán de la Seguridad Social. La curtidora Colomer, que exporta el 80% de su producción, prevé unas pérdidas de al menos 400 millones de pesetas por la práctica desaparición del mercado ruso, al que se había volcado tras el desplome del asiático. El grupo Colomer se ve abocado a un ajuste laboral tras la espectacular caída de sus ventas como consecuencia de la crisis asiática y posteriormente de la rusa. La empresa de Vic ha optado por el ajuste laboral tras los malos resultados de agosto y septiembre, meses tradicionalmente buenos para las ventas a Rusia, ya que en ellos los ciudadanos rusos se preparan para el invierno. Todavía no hay datos oficiales sobre el impacto de la crisis rusa, pero el sector apunta que sus consecuencias pueden ser peores que las de la crisis de Corea y el sureste asiático. Según los últimos datos del CEC (Consejo Español de Curtidores), entre enero y junio de 1998 las exportaciones de pieles de doble faz de todo el sector español a Asia supusieron 1.322 millones, cuando en el ejercicio de 1997 fueron de 17.526 millones. La crisis rusa ha provocado un efecto dominó sobre las previsiones de grupo Colomer, ya que venía dedicando a ese mercado la mitad de sus exportaciones. Para este año, la firma de Vic espera unas pérdidas de más de 400 millones (fueron de 58 millones en 1997). La crisis rusa ha causado funestos efectos en el sector peletero catalán. Por ejemplo, la empresa curtidora Acabados del Vallés, de La Garriga, ha suspendido pagos con un activo de 2.121 millones de pesetas y un pasivo de 1.004 millones. Fuentes de la empresa justificaron la suspensión de pagos con el desplome de las ventas en Turquía, país que se ha visto seriamente afectado por la crisis de Rusia. Acabados del Vallés emplea a un centenar de trabajadores y sus mayores acreedores son la holandesa Mangusta y la sociedad francesa Arnaut et Fils. Otros fabricantes de la comarca de Osona, como Curtidos Codina, anunciaron fuertes caídas de su facturación, como consecuencia de la crisis rusa. El mercado ruso se convirtió en refugio para los fabricantes de pieles mundiales tras el desplome de Corea y los mercados asiáticos. El colapso financiero ruso ha creado graves problemas de liquidez a la banca de Turquía, uno de los países que el sector peletero internacional utilizaba como puente hacia Rusia.

Más información
La crisis rusa provoca un ajuste laboral en el grupo peletero Colomer
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS