Los clubes españoles podrán entrar en Bolsa y repartir beneficios

El Gobierno retocará varios artículos de la Ley del Deporte que permitirán la entrada de los clubes de fútbol en la Bolsa, el reparto de beneficios sin las limitaciones que existían antes y eliminará la prohibición de que una persona o entidad puedan superar el 1% de capital en más de un club. La Comisión Nacional del Mercado de Valores dispone ya de la enmienda a la ley, que puede entrar en el Parlamento como una de las leyes de acompañamiento de los Presupuestos del Estado. El Valladolid era el club que más avanzado tenía un proyecto para entrar en Bolsa.

Las enmiendas a la Ley del Deporte que prepara el Gobierno equiparan a las sociedades anónimas deportivas con cualquier otro tipo de sociedad anónima con ánimo de lucro, y, por tanto, permite movimientos accionariales y que puedan acudir al mercado bursátil. Sin embargo, establece una serie de tutelas porque se inspira en el sistema bancario o en los seguros para asegurar la tranquilidad de los aficionados, la pureza de la competición y la confianza en las apuestas deportivas.Por un lado, la enmienda, caso de ser aprobada, elimina el límite del 1% a la hora de poseer acciones en más de un club, tampoco establece limitaciones para propietarios extranjeros y las trabas que existían a la hora de repartir beneficios y de elaborar presupuestos.

La enmienda, sin embargo, establece una serie de precauciones y de controles sobre la futura actividad de los clubes. Se considerará una participación significativa en un club aquella que alcance al menos el 5% del capital y también "aquella que, sin llegar al porcentaje señalado, permita ejercer una influencia notable en la entidad". Todo cambio "significativo" en el accionariado deberá ser comunicado al Consejo Superior de Deportes (CSD) y a la Liga Profesional respectiva . Y el CSD dispondrá de un plazo máximo de tres meses para oponerse a esa adquisición. Si algunos cambios de acciones se hacen sin el conocimiento del CSD, éste puede suspender los derechos políticos de los nuevos accionistas e imponer sanciones.

El CSD obligará a que los clubes se registren en el Registro de Asociaciones y Entidades Deportivas con la relación de sus principales propietarios. La enmienda prevé la posibilidad de que parte de la propiedad de un club cotice en bolsa y, por tanto, no se puedan registrar inmediatamente sus accionistas, así como que los fondos de inversión puedan entrar en el capital de un club, pero puede oponerse a algunas de estas adquisiciones si entiende "por la falta de transparencia en la estructura del grupo empresarial o agrupación de interés económico que pretenda la adquisión", que no se puede "conocer la existencia de una relación de control con otra u otras sociedades anónimas deportivas". Otra cautela que se reserva la Administración (tanto estatal como autonómica) es la potestad de solicitar una auditoría complementaria realizada por auditores designados por dichas entidades.

En el capítulo de control destaca la imposición de sanciones. Por un lado, las que afectan a las declaraciones públicas de directivos y las que afectan al incumplimiento de algunas de las normas relativas a la adquisición de acciones. El texto prevé sanciones que van hasta los cinco millones por una falta grave y de cinco millones a 100 por una falta muy grave.

La posibilidad de que algunos clubes de fútbol acudieran al mercado bursátil había sido ya estudiada desde hace algún tiempo por diversas entidades bancarias. De hecho, sólo tres clubes, Valladolid, Atlético de Madrid y Espanyol, habían estudiado la posibilidad de vender en bolsa un paquete de acciones. De estos tres proyectos, el más adelantado era el del Valladolid, aunque en este caso se ponía a la venta una parte de la empresa inmobiliaria Parque Sol, propiedad de la falimia Fermoselle, empresa propietaria de casi todo el capital del Valladolid. Era, por tanto, una venta indirecta. El proyecto está en estudio por la Comisión del Mercado de Valores, que ya ha hecho saber al Valladolid de la existencia de una enmienda a la Ley del Deporte, que puede ser aprobada en los próximos meses. El Valladolid se plantea esperar a la aprobación de este texto, a la vista, también, de la irregularidad por la que atraviesan actualmente los mercados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 01 de octubre de 1998.

Lo más visto en...

Top 50