Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centenar de obras de Max Beckmann se expone en Zúrich

La exposición Max Beckmann y París que inauguró el Museo de Bellas Artes de Zúrich reúne más de cien obras maestras realizadas por el pintor alemán entre 1924 y 1950. Las pinturas muestran un diálogo artístico, "rico en tensiones", de la obra beckmaniana con los más bellos cuadros de Henri Matisse, Pablo Picasso, George Braque, Fernand Léger y George Roualt.Con esta exposición el museo pretende que el gran público vuelva a descubrir la obra de Beckmann con relación a las corrientes artísticas de su época, lo que proporciona a la muestra un aire de originalidad.

"A partir de los años veinte Beckmann visitó en varias ocasiones la capital francesa. Contactó con críticos y galeristas, intentó imponerse en esta ciudad cultural y emprender de alguna manera una carrera internacional en toda regla. Se estableció allí en 1929 y, más tarde, vio su trabajo coronado con una gran exposición en la Galería del Renacimiento (1931)", explicó Regina Meilli, portavoz de la institución.

Agregó que muy pronto se observó en los cuadros de Beckmann un acercamiento con los medios artísticos parisienses, lo que fue más notorio hacia el final de la década de los veinte. "La emulación creadora que lo opuso a Pablo Picasso, así como a Henri Matisse, Fernand Léger, George Braque y George Roualt se tradujo en numerosos paralelismos en la expresión artística. Tenían motivos parecidos, técnicas, formas y paletas comparables. Había igualmente una evidente influencia en el tono y en la atmósfera de los cuadros de todos ellos", indicó Meilli. Esta confrontación artística estará abierta al público hasta el próximo 3 de enero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de octubre de 1998