ESCENA

Lola Herrera y Carmen Linares recrean la personalidad lorquiana desde el escenario

Pasar un rato con Federico García Lorca. En eso consiste el espectáculo que ha creado y dirigido José Sámano y en el que ha logrado reunir a dos de las más grandes voces femeninas de la escena española: Lola Herrera y Carmen Linares. El espectáculo Un rato, un minuto, un siglo con Federico García Lorca no es un recital poético ni una obra teatral, pero tiene algo de ambos. Carmen Linares sólo canta y Lola Herrera sólo habla en esta función que procura que el espectador salga con un conocimiento bastante aproximado de cómo era la personalidad del poeta granadino. Se trata de uno más de los montajes dedicados a Lorca o escritos por él que se presentan esta semana.

Un rato, un minuto, un siglo... se estrenó en el Teatro Real de Madrid en una función única. El título de este montaje está extraído de Gacela de la muerte oscura, un poema del Diván del Tamarit que dice: "Quiero dormir un rato/ un rato, un minuto, un siglo/ pero que todos sepan que no he muerto". "Es un título que le va muy bien a este espectáculo que, más que nada, pretende que el público pase un rato con Lorca. Es también un título muy adecuado ahora que se celebra el siglo del poeta", expone Sámano, un director que ha trabajado en cine, teatro y televisión.Sámano quiso además crear un espectáculo con una componente didáctica muy importante. Porque, a través de fragmentos de la obra poética de Lorca, las canciones que él armonizó y de textos publicados por escritores que le conocieron en los que exponen su opinión sobre el poeta, la obra pretende que el espectador conozca la personalidad y el carácter del artista. El montaje tiene además otras lecturas: cuenta con una progresión, cierto argumento, un principio y un final. El final es la muerte del poeta.

Selección de textos

La selección de textos de personas que trataron con García Lorca incluye fragmentos de obras (escritas antes y después de la muerte del poeta) de Rafael Alberti, Vicente Aleixandre, Dámaso Alonso, Luis Buñuel, Salvador Dalí, Jorge Guillén, Antonio Machado o Pablo Neruda, entre otros.En total, se ha recogido la opinión de doce grandes personalidades de la cultura española de este siglo. Lola Herrera se ocupa de decir en voz alta estos textos que se intercalan con las canciones que interpreta Carmen Linares y con fragmentos de poemas de Federico García Lorca.

"He querido que apareciera un fragmento de todos los libros de poesía de Lorca. Para la selección he tenido en cuenta que fueran textos adecuados para ser escuchados, entendidos y sentidos al ser recitados en un escenario. Es muy distinto leer una poesía a escucharla", declara Sámano.

Para Sámano ha sido la selección del texto la parte más complicada del montaje. Finalmente, en este espectáculo se intercalan fragmentos del Romancero gitano, de Poeta en Nueva York, de Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías, de Diván del Tamarit o de Canciones, recitados por Herrera, con la parte cantada de la obra que incluye casi todas las canciones populares que Lorca rescató y armonizó (Los cuatro muleros, Anda jaleo, La tarara o El zorongo, entre otras).

Es la primera vez que Lola Herrera y Carmen Linares actúan juntas en un escenario. "Es un espectáculo creado específicamente para ellas. Es muy importante su contraste y su relación en el espectáculo. Las partes que corresponden a cada una están muy diferenciadas, pero forman un todo.

Lola Herrera viste de verde. Carmen Linares, que canta a Lorca desde hace diez años y ha grabado un disco con sus canciones, de rojo. "Nunca se tocan en el escenario, pero el espectáculo no es concebible sin la relación de ambas", expone el director.

"Con el trabajo de las dos he tratado de crear un proceso de emoción en el espectador", declara Sámano.

En Un rato, un minuto, un siglo... participan también seis músicos en directo que fusionan las guitarras flamencas con los instrumentos clásicos.

Un rato, un minuto, un siglo con Federico García Lorca, los lunes y martes, en el teatro Alcázar (Alcalá, 20; metro Sevilla). De 4.000 a 2.000 pesetas Funciones a las 19.30. Martes, también a las 22.30.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de septiembre de 1998.

Lo más visto en...

Top 50