Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS FINANCIERA MUNDIAL

Economía estudia rebajar una o dos décimas el crecimiento de 1999

El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato, aseguró ayer en el Congreso que la repercusión de la crisis en la economía española "será pequeña" y que España está "en buenas condiciones de déficit" para enfrentarse a ella. "Ello permite", explicó Rato, "no reducir el crecimiento económico o reducirlo muy poco". La previsión que maneja su departamento, no obstante, es que el crecimiento podría reducirse en una o dos décimas sobre el 3,9% inicialmente estimado para 1999. Rato recordó que otros países de la UE han reconsiderado sus expectativas de crecimiento sólo de forma muy ligera.

Rato acudió ayer por partida doble al Parlamento. Por la mañana al Senado y por la tarde al Congreso. En esta última comparecencia respondió a preguntas del diputado de IU Felipe Alcaraz y del PP Ramón Aguirre. Alcaraz acusó al Gobierno de "no estar en la realidad" y de haber pactado con CiU mantener "la burbuja" de que la crisis financiera no afectará a la economía española, para no influir negativamente en el clima preelectoral en Cataluña.Alcaraz preguntó si, pese a la crisis y a la revisión a la baja de las expectativas de crecimiento de la economía española, el Gobierno mantiene la reforma del impuesto sobre la renta diseñada para "una etapa superexpansiva". Aguirre se limitó a preguntar sobre los efectos de la crisis financiera en la economía española.

Rodrigo Rato explicó que España está "en buenas condiciones de déficit público para enfrentarse a la crisis" y que esto permite "no reducir el crecimiento económico o reducirlo muy poco". En el Senado, Rato había dicho que "la repercusión será pequeña".

Fuentes de Economía explicaron que la previsión para 1998 se mantiene (3,7%), mientras que la del año próximo (3,9%) podría revisarse a la baja en una o dos décimas como máximo. La cantidad es casi simbólica pero significa reconocer un cierto impacto de la crisis, hasta hace dos días no admitido.

Rato explicó que los efectos negativos "se pueden compensar" por el descenso de los tipos de interés -hasta el 3,3%, según Economía- y de los precios de las materias primas. El déficit y la inflación tendrían así menos peligro de rebotar.

El pasado martes, el secretario de Estado de Economía, Cristóbal Montoro, apuntó también en el Congreso la posibilidad de una revisión a la baja del crecimiento económico y alertó sobre el riesgo de devaluaciones en Latinoamérica, precisamente cuando el presidente del Gobierno, José María Aznar, se encuentra en la zona.

El diputado de IU inquirió a Rato sobre esas advertencias de Montoro, algo que Rato rectificó casi de pasada. Explicó que la crisis financiera internacional tiene su origen en Asia y Rusia y "no en la realidad económica de España, de la UE o de Latinoamérica". Rodrigo Rato anunciaría la posible revisión del crecimiento económico durante la presentación de los Presupuestos del Estado para 1999. En ellos mantendrá su política económica, según dijo, así como la reforma del impuesto sobre la renta en los términos previstos. Subrayó que se profundizarán las reformas estructurales.

Igualmente, señaló que la crisis financiera relanzará a los mercados emergentes y que ello puede afectar al sector exterior español. En su comparecencia anterior en el Senado, Rato aseguró que el mercado de capitales español es "suficientemente ancho y profundo", lo que permite afrontar en mejores condiciones la crisis. Los ciudadanos deben saber, añadió, que "sus inversiones a medio plazo son sólidas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de septiembre de 1998

Más información

  • España está en "buenas condiciones" frente a la crisis, según Rato