Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos exigen las 35 horas semanales a Ruiz-Gallardón

Los sindicatos UGT y CCOO amenazaron ayer al Gobierno regional, del PP, con calentar el inicio de curso político con duras movilizaciones si no se aprueba la reducción de jornada a 35 horas semanales para potenciar el empleo, y no se incluyen en los presupuestos partidas suficientes para educación y seguridad laboral. Los sindicatos aseguran que no firmarán el convenio de la Administración regional si no incluye la reducción de la jornada de las 36,5 horas actuales a 35 por semana, y exigieron al Gobierno que publique un decreto para subvencionar el recorte de horarios en las empresas privadas.En las negociaciones con el Gobierno regional, que tendrán lugar este mes, los sindicatos pretenden que la Comunidad aplique medidas especiales para paliar el problema del paro, así como acciones legales que favorezcan la situación de los desempleados.

La siniestralidad en el trabajo deberá ser atajada, según éstos, mediante una estrecha colaboración entre empresarios, Gobierno regional y sindicatos. La creación de la figura del técnico de salud laboral que reivindican, se encargaría de hacer un seguimiento en los centros de trabajo para impedir que se incumpla la normativa vigente.

Paralizar las obras

Además, Comisiones Obreras propuso paralizar cualquier actividad laboral desarrollada en las empresas donde la falta de medidas de seguridad y control suponga un riesgo para los empleados. Los 50 millones destinados al Instituto Regional de Seguridad y Salud Laboral son, según José Ricardo Martínez, secretario general de UGT, "prueba de la escasa preocupación del Gobierno por la alta siniestralidad en los lugares de trabajo". Respecto al traspaso de competencias sobre educación no universitaria a la Comunidad, el secretario general de CCOO, Rodolfo Benito, advirtió que este proceso debe ir acompañado por la homologación salarial del profesorado, que ya depende de la Administración autonómica, con el nuevo personal que llegue del Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de septiembre de 1998