VERANO 98

Calor sí, pero dentro de lo normal

Córdoba alcanzó el lunes la temperatura más alta del verano al superar los 41º

Pese a que ayer los cielos estuvieron relativamente cubiertos en algunas zonas de Andalucía, ésto no hizo sino aumentar la sensación de calor que se viene sufriendo en la región en los últimos días. Córdoba y Sevilla tuvieron las temperaturas máximas al llegar a 39,4º y 39,1º respectivamente. No obstante, el record del verano lo alcanzó la capital cordobesa el pasado lunes al superar los 41,5º a las 18.15. Estas temperaturas impresionan, más si cabe, tras la aclaración hecha desde el Instituto Nacional de Meteorología (INM): "Son valores a la sombra tomados en nuestras garitas que siempre están orientadas al norte para obtener datos homogéneos". "El calor no nos va a amedrentar, seguiremos la visita", aseguraban ayer a las tres de la tarde Juan Manuel y Guillermo, dos bilbaínos que paseaban por la judería cordobesa. "Es un peñazo trabajar con estas temperaturas, pero en vacaciones no importa. Además, siendo del norte lo que buscamos es sol", aseguraban. Desde EMACSA, la empresa municipal del agua cordobesa, se afirma que en estos días el consumo del agua ha crecido, aunque todavía se nota la cultura cívica que cogieron los cordobeses desde la última sequía. Desde entonces, ni siquiera con estos calores se ha rebasado el consumo de agua que se registraba antes de la falta de lluvias. Turistas en bermudas Como Juan Manuel y Guillermo, cientos de turistas paseaban ayer por las inmediaciones de La Giralda a la hora de la siesta. Las bermudas, la gorra y el sudor en sus caras sonrojadas eran el uniforme general. Al salirse de las zonas turísticas, las calles quedaban desiertas y en muchos de los comercios se podía ver el cartel de cerrado por vacaciones o, en el mejor de los casos, una nota avisando de que el horario de apertura en el mes de agosto se retrasa hasta las seis de la tarde. A pesar de todo desde el INM se insiste en que de ola de calor nada de nada. "Son temperaturas absolutamente normales para esta época del año. Lo que ocurre es que comparado con los dos años anteriores puede parecer una barbaridad de calor", asegura Francisco Montero, Jefe del grupo de Predicción, quien anuncia que aunque el tiempo seguirá estable, las temperaturas bajaran un poco en los próximos días. "Esto es lo que a mi me da vida", afirmaba ayer un turista cerca del Alcazar sevillano refiriéndose al calor. "Pues a mi me mata", le contestaba su pareja con una cara que no parecía indicar estar muy de acuerdo con el paseo. La estampa de los turistas se repite en Granada donde pasean por las empinadas cuestas del Albaicín pegándose a las paredes en busca de una sombra. En Jaén los visitantes no llaman la atención por su número por lo que las calles están estos días completamente desiertas a la horas de la siesta, las de más calor. La mayor acumulación de personas se encuentra haciendo cola en las fuentes públicas. Provincias costeras La cosa cambia en las provincias costera donde las temperaturas suelen ser más suaves gracias a la acción del mar. Málaga apenas sí superó ayer los 30º y Cádiz no pasó de 32º. La excepción la puso Almería donde, a pesar de no llegar a los extremos de Córdoba o Sevilla, se alcanzaron 36,4º. Allí, en cualquier caso siempre están las playas para paliar los efectos del calor. De hecho, las playas andaluzas se encontraban ayer repletas de personas que combatían así el calor.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción