Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña reclama acercar su financiación a la del País Vasco

La Generalitat reclama que la financiación por habitante de Cataluña se acerque a las del País Vasco y Navarra, que se rigen por conciertos fiscales con el Estado, dijo ayer el consejero de Economía, Artur Mas, quien apostilló que esta equiparación no se puede conseguir de golpe.La Generalitat pretende iniciar la equiparación cuando venza el actual periodo de financiación, en el año 2001. "No puede ser que una Administración que tiene que dar servicios a un ciudadano de Cataluña o de Valencia tenga una financiación muy inferior a la de otras administraciones, como la vasca", dijo Mas. Según datos de 1994, la financiación per cápita del País Vasco era ese año de 229.193 pesetas, y la media del resto de comunidades, de 133.471.

El consejero de Economía de la Generalitat de Cataluña dijo que "es imposible" que una Administración como la catalana obtenga "de golpe" los mismos recursos por habitante de que disponen Navarra y el País Vasco, aunque, a su juicio, el nuevo periodo de financiación autonómica debe tender a igualar los ingresos per cápita que obtienen las comunidades con iguales competencias.

La Generalitat quiere que antes de las elecciones catalanas previstas para el próximo año los partidos políticos catalanes inicien un debate sobre el modelo de financiación autonómica.

La Generalitat pretende aumentar sus ingresos mediante la participación en "los grandes impuestos del Estado como el de sociedades, IVA y los impuestos especiales", que gravan los carburantes, el tabaco y las bebidas alcohólicas.

Participación en impuestos

Además, el modelo de financiación a aplicar en el año 2001 deberá tener un "carácter más definitivo", a juicio de Artur Mas, que consideró que deberá contemplar la participación de la Generalitat en la gestión de los impuestos del Estado.El consejero de Economía catalán presentó en rueda de prensa los datos de recaudación del primer semestre del año de los tributos cedidos a la Generalitat: patrimonio, transmisiones patrimoniales, sucesiones y actos jurídicos documentados. La recaudación global de estos impuestos subió un 21,40% en los seis primeros meses respecto al mismo periodo de 1997, como consecuencia de la buena marcha de la economía.

Uno de los aumentos más importantes se ha producido en los ingresos por el impuesto sobre transmisiones patrimoniales, por el mayor volumen de ventas de viviendas y por la subida del tipo de gravamen del 6% al 7%.

Mas dijo que planteará al Gobierno una reclamación sobre los ingresos por la tasa de máquinas tragaperras, ya que se han dictado sentencias que obligan al Gobierno catalán a devolver 22.000 millones a los propietarios de estas máquinas. Las sentencias anulan algunos preceptos estatales y la Generalitat reclamará para recuperar parte de esos ingresos que ahora debe devolver.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de agosto de 1998