El estado de salud de Havel mejora, aunque tiene fiebre y arritmias

Agencias

El presidente checo, Václav Havel, continúa con fiebre y sufre pequeñas arritmias cardiacas, que preocupa a su médico de cabecera, Ilja Kotik.Kotik explicó ayer que la fiebre no ha bajado de los 38 grados, lo que revela que aún no ha desaparecido la neumonía que presenta en el pulmón derecho.

En el comunicado médico se asegura que el estado de salud del presidente checo se ha estabilizado y que "en ningún caso es crítico".

Havel fue operado hace diez días en Praga para retirarle un sistema de evacuación artificial. El escritor y antiguo disidente del régimen comunista sufre de insuficiencia respiratoria y de bajos niveles de defensa, lo que le hace ser propenso a las infecciones desde que en diciembre de 1996 fue operado de un tumor maligno que obligó a extirparle la mitad del pulmón derecho.

Los médicos comentaron que Havel tomó ayer la primera comida sólida desde que ingresó en el hospital, y pasó un día tranquilo leyendo y escribiendo.

La salud de Havel se resiente desde los tiempos de la lucha contra el régimen comunista de Gustav Husak, cuando pasó cinco años en la cárcel y tuvo que ser hospitalizado varias veces por problemas bronquiales. Desde entonces sufre una bronquitis crónica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de agosto de 1998.

Lo más visto en...

Top 50