Ortega Cano mejora de la cornada sufrida en Mallorca

El diestro José Ortega Cano se recupera en el hospital del Son Dureta de Palma de manera favorable, si no hay complicaciones, de las heridas sufridas en el muslo de la pierna derecha, a consecuencia de la cornada que le propinó el segundo toro de su lote en la corrida celebrada el domingo en la plaza de toros de Inca (Mallorca).Al entrar a matar, Ortega fue prendido y girado en el aire por la res de la ganadería de los hermanos Peralta, que luego le acosó en el suelo sin cornearle de nuevo. Las asistencias observaron de inmediato que la cogida era grave y que el torero sangraba. El asta del toro había prendido en una zona muy vasculada y con una considerable red nerviosa. La brecha -de dieciocho centímetros y dos trayectorias- solo afectó a la masa muscular.

El matador fue atendido en la enfermería de la plaza -una antigua instalación que sólo se usa una vez al año- y rápidamente fue trasladado al centro de la Seguridad Social de Palma. Durante una hora fue intervenido sin mayores dificultades, según los cirujanos. A mediodía de ayer, el diagnóstico que se ofreció era de pronóstico reservado.

La esposa del diestro, Rocío Jurado -que durante la corrida le esperaba en el hotel-, acompaña al herido, quien espera ser trasladado en los próximos días a un hospital de Madrid.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción